14 de abril de 2019
14.04.2019
El mundo rural alza su voz en la capital

"Nos sentimos devaluados"

Cientos de personas llegadas de la zona de Tábara, Campos o el Alfoz de Toro trasladan a Zamora la protesta en contra de las grandes explotaciones porcinas y alertan sobre el daño al medio ambiente

13.04.2019 | 19:06

"No es una industria que venga a solucionar el gran problema de Zamora"· Luis, hijo de Santa Eulalia de Tábara que emigró a Barcelona, es uno de los cientos de personas –medio millar según las fuentes oficiales– que ayer se manifestaron en Zamora contra la instalación de granjas porcinas de producción intensiva. El "gran problema" que refiere no es otro que el imparable declive del mundo rural, huérfano de oportunidades, despoblado, envejecido y en el punto de mira de proyectos más que cuestionados, como las llamadas macrogranjas de cerdos en busca de expansión.

"Estamos aquí porque nos pudren el agua y el aire, y no vamos a poder vivir; que se las lleven a Barcelona o a donde quieran y nos dejen en paz" se desahogaba otra señora de la comarca de Tábara. "Porque encima solo nos queda la porquería, si al menos pusiesen una fábrica de despiece con diez o veinte obreros. Esto solo nos trae malos olores y la contaminación de las aguas, a ver qué vamos a beber".

Convocados por la Coordinadora Pueblos Vivos de Zamora, vecinos de Tábara, Santa Eulalia, Moreruela, Faramontanos, de Cerecinos de Campos, Pozoantiguo, Carbajales de Alba... Se sienten amenazados por la instalación de las llamadas "macrogranjas" y por eso se desplazaron a Zamora, para defender "nuestro bienestar, nuestra salud y la protección del medio ambiente". Especialmente preocupa la "contaminación" de las aguas. "Qué va a pasar con los pozos de los que bebemos; nosotros no tenemos granja pero nos hacen una en Faramontanos y otra en Pozuelos, nos vienen los purines por todos los lados. Es una pena que unos pueblos tan bonitos y tan saludables quieran convertirlos en un foco de malos olores y contaminación; están devaluando todo, no nos dan ningún valor y, si esto sigue adelante, terminaremos intoxicados" se lamentaba Mari Feli Santiago, de Santa Eulalia.

Una lluvia de pancartas emitía mensajes más que elocuentes contra las "industrias depredadoras". "Turismo marranero en la Sierra de la Culebra" decía una de ellas portada por Ángel, un vecino de Tábara, quien no dudaba en invitar a los políticos a que "carguen ellos con los purines. Porque nos tienen abandonados de todo; quitan los médicos, quitan los colegios y nos traen los cerdos. Que se los queden ellos" clamaba durante la manifestación que partió de la plaza de La Marina y llegó a la de Viriato (frente a la Diputación) después de atravesar una bulliciosa y concurrida calle de Santa Clara en una ciudad inmersa en la Semana Santa.

Turistas y viandantes observaban curiosos el paso de la sonora manifestación, desde donde se pedía "mirar menos y apoyarnos porque esto es un problema de todos".

"Pozuelo no quiere granjas industriales de porcino", "Personas en vez de cerdos", "Salvemos nuestros pueblos", "Faramontanos. Repoblar con humanos, no con cerdos" se leía en las pancartas, algunas portadas por niños y niñas. "Para los que vengan detrás será un problema porque con estas macrogranjas no podrán vivir y además no quedará nadie" vaticinaba un vecinos de la Tierra de Alba.

Desde la comarca de Tábara, Antonio Asensio reclamaba el control del agua de consumo y advertía de las consecuencias de las grandes explotaciones de ganado porcino que "no generan riqueza, traen a un obrero que encima será de fuera y nos van a envenenar las aguas".

La manifestación concluía a las puertas de la Diputación donde la Coordinadora Pueblos Vivos de Zamora leyó un comunicado, donde llamó a "ponernos en pie ciudades y pueblos, todos juntos, porque el problema es común, y paremos este modelo de industria que lo único que va a producir es desolación y abandono del medio rural". La Coordinadora destacó cómo "con mucho esfuerzo e inversiones los agricultores y ganaderos modernizaron el campo, se dimensionaron las fincas con la concentración parcelaria y las explotaciones ganaderas aumentaron de tamaño y productividad, sin por ello dejar de ser granjas y sin dañar el medio ambiente".

Por su parte, la plataforma de Tierra de Alba ha abierto una cuenta para que voluntariamente se puedan hacer aportaciones que sufraguen los gastos de las medidas judiciales promovidas para denunciar "multitud de ilegalidades" en la tramitación de la macrogranja que se pretende abrir en Carbajales de Alba. La cuenta de la plataforma en defensa del medio ambiente en Tierra de Alba se ha abierto en Caja Duero con el número ES97 2103 4627 8000 1000 0674.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags