Un centenar de agricultores y ganaderos zamoranos, la mayoría de ellos en la veintena y en la treintena, han decidido crear una asociación para visibilizar los problemas que sufren los profesionales del campo al margen de los partidos políticos y sindicatos: la Asociación de Agricultores y Ganaderos Libres.

Esta agrupación que se presentaba ayer en Zamora no pretende ser un sindicato agrario ni sustituir a los existentes, sino ser una voz independiente. "Algunos de los que hemos dado el paso para fundar esta asociación estamos afiliados a un sindicato agrario, y otros no estamos en ninguno", aunque afirman que "sí nos gustaría que la Administración nos tuviera en cuenta y estar en las mesas donde se hable de nuestro futuro", explicaba ayer su portavoz temporal, Luis Manuel Lozano, ganadero de vacuno de San Cebrián de Castro.

La asociación celebrará este viernes a las doce del mediodía su primera reunión en el Hotel Rey Don Sancho de Zamora para constituir una junta directiva: "estaré encantado de ceder el testigo al que esté dispuesto a cogerlo", sentenciaba ayer Lozano. Aunque la mayoría de los fundadores de la agrupación son jóvenes, también hay detrás algunos miembros "que peinan canas y que nos asesoran", aseguran.

Entre las cuestiones que la Asociación de Agricultores y Ganaderos Libres quieren poner sobre la mesa están la subida del precio del gasoil, los altos precios de la luz "que son los más elevados de Europa" y que suponen un problema para los agricultores de regadía, los recortes de la PAC o los ataques de la fauna salvaje a los rebaños, aunque aclaran que "no vamos contra el lobo, sino contra la Administración".

También consideran una cuestión fundamental luchar contra la despoblación y percibir unos precios justos por sus productos, "y más en Zamora, donde en los últimos cuatro años venimos teniendo la Lonja Agropecuaria con las cotizaciones más bajas de todo el país, junto con la de Albacete". Los ganaderos salmantinos reciben un euro más por sus lechazos que los zamoranos, y los segovianos hasta dos euros más, gracias a las cotizaciones de las lonjas de esas provincias.