31 de diciembre de 2018
31.12.2018

La titularidad compartida casi se dobla en la región durante 2018

La comunidad de Castilla y León cuenta con 176 explotaciones en ese régimen de propiedad, tras aumentar un 46,7 % desde 2017

30.12.2018 | 20:23
Una mujer durante la recolección de garbanzos.

Ical

Las explotaciones de titularidad compartida ganan terreno en Castilla y León y ya ascienden a 176, con un incremento en el último año de un 46,7 por ciento, el mayor contabilizado desde la entrada en vigor de la Ley 35/2011, de 4 de octubre, sobre titularidad compartida en las explotaciones agrarias. Con este dato, la Comunidad se consolida como la que mayor respaldo da a esta fórmula, seguida por Castilla-La Mancha, que ronda las 150 explotaciones, y el País Vasco, con apenas 40.

Según los datos aportados a Ical por la Consejería de Agricultura y Ganadería, de las cinco explotaciones contabilizadas en 2012 en Castilla y León, año en el que entró en vigor la norma (el 5 de enero), la tendencia en la constitución del número de explotaciones de titularidad compartida ha sido creciente desde entonces, con un mayor asentamiento en el año 2015 (se pasó de 28 explotaciones a 65) y ahora en 2018 (desde 120 explotaciones en 2017 a las 176 actuales).

Por provincias, León es la que encabeza el número de explotaciones en la Comunidad, con un total de 53 (30,1 por ciento), seguida de Burgos, con 24 (13,6 por ciento) y Palencia, con 20 (11,3 por ciento). A la cola en esta tendencia para favorecer el reconocimiento de la igualdad real y efectiva de la mujer en el medio rural por su participación en la actividad agraria se encuentran las provincias de Zamora y Segovia, con siete explotaciones cada una (3,9 por ciento).

Según recoge la propia norma, la ley ofrece una nueva figura jurídica de carácter voluntario que persigue como fin último la equiparación de hombres y mujeres en el medio rural a través del reconocimiento jurídico y económico derivado de su participación en la actividad agraria. Se quieren así regular los derechos económicos generados a favor de la pareja, frente al titular de la explotación agraria, como contraprestación por su actividad agraria, efectiva y regular en la explotación. De esta manera, la administración corresponderá a las dos personas titulares y los rendimientos generados por la explotación se repartirán al 50 por ciento entre ambos titulares.

Los dirigentes de las organizaciones profesionales agrarias de Castilla y León lamentan que no se hayan cumplido las expectativas que se tenían con este instrumento de reconocimiento a la labor de la mujer en el campo. Aunque no todas las organizaciones entienden que la falta de información sea una de las causas que esté frenando el que exista una mayor apuesta por esta figura, en lo que sí coinciden es en resaltar la importancia de nuevos profesionales a la actividad agraria.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags