27 de diciembre de 2018
27.12.2018
Tábara | Ritos de invierno en la provincia

Cambios obligados en Pozuelo

El joven Sergio Morais Díaz no pudo representar la mascarada y Adrián Garcia González, que fue Tafarrón en 2017, tuvo que volverse a enfundar el traje de paja para la procesión de San Esteban

26.12.2018 | 22:48

La localidad de Pozuelo de Tábara volvió a vibrar ayer con la celebración de la mascarada de invierno del Tafarrón, una jornada festiva que como manda la ancestral tradición, coincidiendo con cada 26 de diciembre, San Esteban Protomártir, congrega a vecinos, emigrantes y foráneos en un ritual donde se mezclan los actos religiosos, paganos, sociales, humanos y lúdicos.

El Tafarrón es el más madrugador de las mascaradas de la provincia de Zamora pues sus celebraciones se inician en pleno otoño, la víspera de la Inmaculada Concepción, con la convidada a chocolatada y dulces. Antaño, cada 22 de diciembre, tras conseguir el permiso del alcalde, los mozos se iban al monte a cortar la encina para hacer y traer leña para la Casa de la Función: la lumbre daba calor y servía para preparar las comidas y cenas.

El día 25, Navidad, tuvo lugar la búsqueda de mozos y mozas para que se presentasen como "Entrantes", los cuales al segundo año del ciclo serán los Mayordomos y al tercero Tafarrón, Madama o Alcaldes. Este año la suerte acompañó y se presentaron dos chicos, Javier Clemente Ferrero y Rodrigo María Tomás; y dos chicas, María Menéndez Gago y Elena González Becerra. Por la noche se celebraron las tradicionales Vigilias en Latín.

Hombres y mujeres, niños, jóvenes y mayores, involucrados para mantener una tradición a la que la emigración, la muy escasa natalidad y la escasez de adolescentes y jóvenes amenaza con ponerla en peligro a corto plazo. Sin niños ni niñas no hay recambio generacional ni futuro. El joven Sergio Morais Díaz era el encargado de dar vida este año al histórico Tafarrón ataviado con su peculiar traje de pajas y su careta negra y roja, haciendo sonar las numerosas cencerras sujetas a la cintura. La noche de Navidad terminó en urgencias y ayer con urgencia tuvo que tomar el relevo Adrián García González que fuera Tafarrón en 2017.

Nacho Román Conquero fue quien representó a su compañera inseparable de viaje y andanzas: la Madama. Tras siglos de "Alcaldes" este año la fortuna quiso que hubiera dos "Alcaldesas": Nerea Carregal Salas y Alejandra Casado Herranz.

A lo largo de la mañana las Alcaldesas primero y Tafarrón y Madama después, recorrieron las casas del pueblo para "Dar los Días" y desear a las familias los "Buenos días tengan en el nombre del Hijo de Dios y de quienes ustedes deseen". Cada familia les agasaja con comida y bebida y les hace un donativo. En su recorrido van acompañados de la música tradicional de antaño de dulzainas y tamboriles.

Llegado el mediodía sonaron las campanas de la iglesia de San Juan Bautista y tuvo lugar uno de los momentos más emotivos de la mascarada: la procesión. Los Entrantes portaron a San Esteban Protomártir y Tafarrón y Madama fueron abriendo la comitiva con sus carreras y saltos delante de San Esteban ante el cual hicieron las "Venias". De regreso a la iglesia el Tafarrón, a la entrada, ofreció el agua bendita a todos los feligreses con su cazo. Luego, por primera y única vez entra en el templo, desprovisto de su traje, durante el Ofertorio, para recibir los presentes de los vecinos de Pozuelo. El niño ofrecido como signo de perpetuidad fue Mateo Román Clemente. Por la tarde tuvieron lugar las votaciones.

Hoy, San Juan de Navidad, será el tercer día de fiesta y hacia el mediodía tendrán lugar "Las Suertes" donde, manteniendo la costumbre, se elegirán mediante sorteo los personajes para el año 2019: Las alcaldesas son las encargadas de meter en un sombrero las papeletas de los Mayordomos actuales para elegir Tafarrón, Madama y Alcaldes.

Este año, finalmente de los cuatro Mayordomos, tres son mujeres, Aitane García Asenjo, Estefanía De la Mano González y Paula Román Conquero; y solo un varón: Diego Martín García.

Pozuelo de Tábara fue históricamente uno de los pueblos más importantes de toda la "Tierra de Tábara" y vivió su momento de mayor esplendor poblacional tras la Guerra Civil, más concretamente allá por el año 1940, al alcanzar los 531 habitantes.

Mientras en la mayoría de municipios la sangría poblacional comenzó en los años 60 del siglo XX, en Pozuelo lo hizo en la segunda mitad de los años 50 y en 1987 ya se había bajado a 328 habitantes: 165 hombres y 163 mujeres. En 2006 se bajaba de la barrera de los 200 para situarse en 196. En la actualidad el pueblo cuenta con solo 164 habitantes, 84 hombres y 80 mujeres, con una perdida anual de 8. De los vecinos 25 (12 hombres y 13 mujeres superan los 80 años) y solo 11 son menores de 20 años.

Según las estadísticas del INE en Pozuelo, de 196 vecinos solo 15 (8 mujeres y 7 hombres) han nacido en otros países: 7 en América (Colombia y Paraguay), 5 en África ( Marruecos) y 3 en Europa (Francia y Alemania).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Promociones

Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción
Ocho del 98 Cada domingo un libro, colección orientada al público infantil y juvenil homenaje a la generación del 98 Ver Promoción
Animales en peligro de extinción Cada sábado una reproducción pintada a mano de las especies más amenazadas. Ver Promoción

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags