24 de abril de 2018
24.04.2018
Tierra de Campos

Otero de Sariegos: Expoliados de sus recuerdos

Los nacidos en la localidad de Otero de Sariegos explican con rabia cómo los ladrones destrozaron todas sus casas en cuanto el pueblo quedó vacío

24.04.2018 | 13:04
Manuel Montero Gómez, natural de Otero de Sariegos, frente a los restos de una de las viviendas.

En el corazón de Tierra de Campos, de la campiña que fue el granero de Castilla, un pueblo cuyos orígenes se remontan a la época de los visigodos acabó por desaparecer de lo pobre que era en los primeros años del siglo, absorbido por los dos núcleos de población más cercanos. A mediados del siglo XX las familiasde Otero de Sariegos que no emigraron a la ciudad comenzaron a mudarse a Villafáfila o a Villarrín porque Otero carecía de servicios, los últimos en marchar lo hicieron simplemente porque ya no quedaba casi gente en el pueblo, anticipando lo que será el destino de la inmensa mayoría de pueblos de Zamora en los próximos 20 años si un revulsivo no invierte la tendencia demográfica de la provincia.

La última persona en residir permanentemente en Otero de Sariegos abandonó su casa el 21 de noviembre de 2003 por motivos de salud sin saber que su marcha sentenciaría a las calles de su pueblo a desaparecer. La ausencia de vecinos, y por tanto de vigilancia, atrajo a los ladrones que se dedicaron a allanar todas las casas para robar en la nada, pues sabiendo lo que se les venía encima todos los propietarios vaciaron sus viviendas de objetos de valor e incluso de muebles. Naturales de Otero como Miguel Muñiz García recuerdan con rabia los destrozos provocados por los amigos de lo ajeno y su tozuda persitencia: "tiraban la puerta de una casa, y aunque no encontraran nada, como al dueño se le ocurriera arreglarla no tardaban ni un mes en volverla a derribar o en destrozar las ventanas". "Hasta el transformador eléctrico se llevaron", apunta Francisco Montero Gómez, que vivió la localidad hasta que salió para cumplir el Servicio Militar en 1973.

Los ladrones también se llevaron las pocas esperanzas de que Otero de Sariegos resucitara. Manuel Montero Gómez y su familia poseían una casa solariega frente a la iglesia que se plantearon acondicionar para abrir una casa de turismo rural, fue hace unos 12 años. La ubicación es ideal, en plena Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila y en un pueblo sin más ruido que el canto de las aves para aquellos que buscan la tranquilidad absoluta. Solo había que ofrecer unas instalaciones dignas y un servicio de calidad para atraer a los clientes, pero la maldad de los ladrones convertía la reforma del edificio en tarea imposible: tiraron la puerta abajo, la volvieron a tirar cuando se repuso e incluso derribaron los ladrillos con los que los propietarios condenaron el hueco de la entrada en un vano intento de disuadir a los vándalos. Hoy no hay ni puertas ni ventanas, el techo se ha venido abajo y a la familia Montero Gómez se le han quitado las ganas de arreglarla.

Las reformas hechas en otros edificios tampoco han servido para despertar la conciencia de aquellos que no respetan la propiedad privada. En tiempos recientes, un taller de formación y empleo organizado por el Ayuntamiento de Villafáfila sirvió para dar un lavado de cara a la antigua escuela, que ahora es un local lleno de escombros y cristales rotos, aunque lo único con un mínimo de valor material fuera el contador de la luz, que por supuesto arrancaron de la fachada.

Algunos propietarios han llegado al extremo de derribar sus propias casas para no tener que pensar en si un grupo de desconocidos estaría haciendo de las suyas en el hogar donde se criaron, otras se han venido abajo como consecuencia del paso del tiempo. El resultado es que cada vez se hace más difícil distinguir el trazado de las antiguas calles de Otero entre montones de escombros, solares donde ya crece la hierba y fachadas medio derruidas. Otero de Sariegos poco a poco se va borrando, camuflándose entre las salinas, una imagen que duele en la retina de aquellos que tienen allí una parte de su vida, sobre todo para los más mayores, como María Justo Lorenzo, que nació y pasó su infancia en el pueblo y afirma que "me llena de nostalgia volver aquí", o como Baltasa Gómez Miñambres, de 86 años, la madre de Manuel Montero Gómez.

Baltasara se casó con un mozo de Villafáfila que le engendró cuatro hijos: Sara, Mari Carmen, el propio Manuel y Santiago. El matrimonio se mudó a Villafáfila pocos años después, pero Manuel se quedó en Otero junto a su abuela hasta que cumplió los 14 años y aún guarda un gran apego a su pueblo, por eso mañana levantará con orgullo el pendón parroquial en la rogativa de San Marcos. Que ya no viva nadie en esas calles no significa que Otero de Sariegos haya desaparecido, pervive en la memoria de sus gentes que aún mantienen sus tradiciones, como la fiesta de San Martín, en noviembre, o la de San Marcos, el 25 de abril, que se siguen celebrando gracias a su esfuerzo y a la colaboración Obispado de Zamora y del Ayuntamiento de Villafáfila. Mañana se volverá a celebrar misa en la iglesia de San Martín de Tours, la Virgen del Rosario volverá a salir en procesión y los hijos de Otero de Sariegos se volverán a juntar para compartir su fiesta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción
La Primera Guerra Mundial en Color Cada sábado con tu periódico una nueva entrega de la colección de 6 DVD Ver Promoción
Dale al inglés con los clásicos bilingües Disfruta con los grandes de la literatura, aprendiendo inglés de forma fácil y entretenida Ver Promoción
Consigue la sensación de este veranoPuedes conseguir las fantásticas gafas que cambian de color Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags

Enlaces recomendados: Premios Cine