21 de agosto de 2017
21.08.2017
Tierra del Vino Semana Cultural de Sanzoles

De gaitas, roscas y zangarrones

El mercado medieval saca a la calle a los vecinos y los transforma en vendedores de ilusiones y compradores de productos de la tierra

21.08.2017 | 08:58

Las tradiciones se alimentan de tiempo y de gente, respiran espíritu de unión y sueñan con la eternidad. Todas esas condiciones las cumple el mercado medieval de Sanzoles. Lleva celebrándose..., ni se sabe. Reúne todos los años a los vecinos (bueno, al menos a una parte representativa de los residentes) y busca la consagración profana para quedarse muchos años en la plaza del pueblo.

Esta edición, además, contó con un elemento esencial en las celebraciones populares, la música tradicional, esa que adereza con lo mejor del pasado todas las reuniones masivas del presente. La hubo, y muy buena, Luis Pedraza es un músico consciente de que el legado popular ya está casi todo en manos de los músicos como él. Se mueren los mayores y con ellos se va un acervo irrepetible, que ya nunca va a estar, una cultura que se está marchando por la gatera del tiempo y del olvido. Los sones populares solo crecerán en manos de quienes aman las costumbres y buscan la pureza sin atarse al pasado.

La gaita y el tambor se mezclaron entre los presentes en el zoco devolviéndolos a un tiempo en que los días y las noches tenían puerta de entrada y de salida y los sentimientos cabalgaban sobre los trabajos del campo como hoy los hacen los surfistas sobre las olas, con suavidad, pero a galope desbocado.

En el mercado hubo de todo: para comer y para llevar. Roscas, helados, bisutería, miniaturas, lotería... Y, como no, la figura del Zangarrón presidiéndolo todo, porque en Sanzoles nada es sin el Zangarrón. La asociación que vela por las esencias de la mascarada, muy visible, no faltó, claro, a la cita, ni tampoco las águedas con varios puestos. Se echó en falta el dinamismo de la otra asociación cultural, Melitón Fernández, que no se hizo visible en el ágora municipal.

El zoco, como todos los años, sirvió además de para comprar productos de la tierra, para escenificar la hermandad entre los vecinos, tan necesaria en un pueblo que, como todos los demás, está sufriendo hemofilia demográfica y va perdiendo su gente a cuentagotas.

Quizás se echa en falta desde hace años un puesto vacío con un cartel que diga: "Este es de los que se han ido". El ámbito rural se muere y ni los familiares se dan cuenta de que sin capital humano no hay nada. Hay tradiciones que han durado miles de años, el Zangarrón sin duda es una de ellas, pero quizás en pocas décadas todo se va a mustiar porque nadie quiere ver la niebla que ya nos envuelve. Que el ámbito rural no espere que nadie venga a salvarlo. Y cuando uno está enfermo, lo primero que hay que hacer es quejarse. Y si duele mucho, gritar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción
La Primera Guerra Mundial en Color Cada sábado con tu periódico una nueva entrega de la colección de 6 DVD Ver Promoción
Dale al inglés con los clásicos bilingües Disfruta con los grandes de la literatura, aprendiendo inglés de forma fácil y entretenida Ver Promoción
Consigue la sensación de este veranoPuedes conseguir las fantásticas gafas que cambian de color Ver Promoción

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags