02 de julio de 2017
02.07.2017
Aliste

La mujer alistana, infatigable

En los pueblos de la Raya las féminas han soportado históricamente una gran carga de trabajo del campo, el ganado, la casa y la crianza de los hijos

09.07.2017 | 02:45
Un hombre (en primer término) y detrás una mujer alistana subida en un burro para manejar el ganado.

El papel que tradicionalmente ha jugado la mujer en los pueblos de Aliste y de otras comarcas del oeste de la región leonesa demuestra que no existe tarea alguna, por dura que sea físicamente, que no pueda desempeñar una mujer, pero también es un perfecto ejemplo de la situación de un género que irónicamente ha sido calificado a lo largo de la historia como "el género débil", a pesar de que en todas las épocas y sociedades ha soportado una carga de trabajo mucho mayor que la de sus compañeros.

En el mundo urbano, las mujeres de la segunda ola feminista luchaban a mediados del siglo XX por acceder a los mismos trabajos remunerados que los hombres y emanciparse económicamente, pero continuaron -y continúan- cargando con la mayor parte de las tareas del hogar y los cuidados, lo que daría origen a nuevas reivindicaciones. Pero en Aliste, desde mucho antes, las mujeres ya trabajaban tanto fuera como dentro del hogar llevando a cabo las tareas más pesadas y duras que la vida en el campo exige, y al mismo tiempo encargándose del cuidado de toda la familia.

La mujer alistana ha sido agricultora, pastora y vaquera, se ha encargado de cavar, arar, sembrar, regar y segar, además de ordeñar, sacar los animales a pastar y ayudar a las reses a parir. Y ha sido a la vez cocinera, limpiadora, madre y abuela, educadora, cuidadora de sus padres y sus suegros, costurera y en muchos casos también expertas artesanas.

La imagen que acompaña a estas líneas, tomada en 2017 en una localidad de la zona, sintetiza, para su autor, el carácter de la mujer y del hombre de Aliste -sin entrar a juzgar el caso particular de estas dos personas-, ellas se suben al burro para traer el ganado de vuelta a las cuadras mientras ellos realizan tareas en el pueblo. Aunque poco a poco las costumbres van cambiando, estos casos todavía se dan hoy en día. Las alistanas siembre han sido fuertes como un roble, duras como el granito, trabajadoras diligentes, heroínas infatigables.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GUÍA DE VINOS DE ZAMORA

Descubre los mejores productos enológicos de la provincia

Foto

Promociones

GRATIS cada sábado Mascaradas de invierno en la provincia de Zamora Ver Promoción
Todos sábados la revista Lecturas El sábado por solo 0,50€ + el periódico del día Ver Promoción
La Primera Guerra Mundial en Color Cada sábado con tu periódico una nueva entrega de la colección de 6 DVD Ver Promoción
Dale al inglés con los clásicos bilingües Disfruta con los grandes de la literatura, aprendiendo inglés de forma fácil y entretenida Ver Promoción
Consigue la sensación de este veranoPuedes conseguir las fantásticas gafas que cambian de color Ver Promoción

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags