La Asociación de Vecinos de Valparaíso "Santa Marina" ha organizado una marcha con el fin de concienciar a vecinos y administraciones sobre la instalación de "obstáculos peligrosos" en ciertos puntos de los caminos del pueblo y los riesgos que éstos conllevan.

La asociación asegura que "desde que la junta de montes en mano común decidió alquilar los pastos de su propiedad para el pastoreo de reses, éstas han invadido todo el término municipal, incluyendo las fincas de particulares, paseándose por las calles del pueblo y por la carretera". Y en el intento de controlar las reses, "han instalado alambres electrificados que rodean y cruzan los caminos, tubos metálicos en el suelo y obstáculos en los puentes que dificultan el tránsito".

Para la asociación las soluciones adoptadas por la junta de montes, "no son eficaces para impedir que las reses vaguen libremente por el término municipal, pero si se han convertido en "trampas peligrosas" para todo tipo de transeúntes, impidiendo el paso, principalmente, a personas mayores y a las de movilidad reducida".