Los vecinos de Ribadelago reclaman la retirada de un contenedor de basura que apareció calcinado durante las fiestas de Navidad, hace casi tres semanas. Unos desaprensivos quemaron el recipiente de plástico situado en la calle Dos Castillas, en las inmediaciones del la torre de la Iglesia de Ribadelago Viejo. Los vecinos del barrio insta a la alcaldía a su reposición y a arreglar el cuadro de madera, donde va fijado el contenedor, que también se quemó. Se desconoce la autoría aunque no se descarta que sea fruto de una gamberrada.