Los vecinos de Ribadelago están convocados hoy a la misa de recuerdo de las 144 víctimas de la rotura de la presa de Vega de Tera, ocurrida en la madrugada del nueve de enero de hace 56 años. La misa se oficiará a partir de las doce y media en la iglesia parroquial que comparten los dos pueblos, el Nuevo y el Viejo. No hay previsto actos oficial alguno en este 56 aniversario, una muestra más del protagonismo institucional formal pero vacío de contenido en la conmemoración del 50 aniversario, que abrió la esperanza a los vecinos del pueblo. El alcalde pedáneo, Alfredo Puente, explicaba ayer que ahora "queda poca gente en el pueblo".

Lo que sí se ha organizado es una subida desde la laguna de Peces a la Presa Rota a cargo del Club Montañismo Sanabria, bajo el eslogan de "Homenaje víctimas presa de Vega de Tera". La ascensión partirá el sábado, día 10, a las 10 de la mañana desde la Laguna de Peces por la senda marcada hasta el fatídico enclave del muro de la presa.