Muelas del Pan dio su último adiós a las tres personas fallecidas en el accidente de tráfico ocurrido el pasado sábado en la N-122. Mientras una de las heridas en el mismo siniestro, P.M.G., de 55 años, se encuentra desde ayer en muerte cerebral.

La mujer, herida en el percance está en "muerte cerebral" en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Virgen de la Concha de Zamora, donde fue ingresada. Ella era uno de los cinco ocupantes del Seat Alhambra que colisionó frontalmente contra el Citroën, donde viajaban las víctimas mortales, en el kilómetro 483 de la carretera nacional N-122. Los heridos fueron trasladados primero a Zamora, donde quedaron ingresados dos de ellos, y los demás trasladados a centros asistenciales de Salamanca y Valladolid, donde permanecen hospitalizados en estado grave.

Por otro lado, decenas de personas acudieron ayer al funeral por los tres fallecidos en el accidente, un matrimonio vecino de Muelas del Pan y el hermano del marido que pasaba unos días de vacaciones en la localidad. La iglesia de Santiago Apóstol se quedó pequeña para poder albergar a todos los familiares y amigos que asistieron al sepelio.

Acto seguido los féretros con los cuerpos de A.B.S., de 63 años y F.M.M., de 66 fueron trasladados al campo santo de la localidad, mientras que el de J.L.B.S. de 70 años de edad, será repatriado a Londres donde residía habitualmente.

El trágico suceso ha conmocionado a la población, ya que según explicaban los vecinos, la pareja "era muy conocida y apreciada". El ayuntamiento decretó tres días de lutos y se han suspendido los actos festivos.