Jesús Vara es desde 2007 alcalde de Venialbo, el pueblo donde lleva viviendo más de 20 años, su pueblo. Lo que más le preocupa como alcalde es involucrar a sus convecinos en los asuntos del municipio, "hacer pueblo". Entre todos, han puesto Venialbo a punto para las fiestas de La Asunción y San Roque 2014.

-El programa de fiestas es bastante denso, con actividades en todas las franjas del día, ¿cómo se gestiona algo así?

-Con raciocinio, sin tirar la casa por la ventana para poder repartir el dinero presupuestado entre el mayor número de actividades posibles. El truco está en negociar con las verbenas el precio más ventajoso posible, porque son uno de los gastos más grandes en las fiestas de un pueblo. Y también contando con la colaboración de los vecinos; si algo lo podemos hacer entre nosotros en lugar de pagar por ello, mejor.

-¿Con qué presupuesto cuentan?

-Contamos con 40.000 euros para los festejos de todo el año.

-¿Cómo colaboran las peñas o los vecinos en general en la organización de las fiestas?

-Los vecinos han ayudado, por ejemplo, instalando las talanqueras para los encierros. Las peñas, son imprescindibles. Tenemos una treintena de peñas que dan alegría y color, ambiente de fiesta y colaboran abriendo sus bodegas a quienes nos visitan el día del encierro. Su hospitalidad es la mejor manera de vender Venialbo, hacen que nadie se sienta forastero en este pueblo.

-¿Cuáles son las actividades más populares?

-Tradicionalmente ha sido el encierro mixto, esa mañana el pueblo se llena. Siempre lo hemos celebrado el día 17 de agosto, que este año además cae en domingo. Como novedad contamos con la "Renovation Experience" la noche del viernes, después del primer encierro. Esa noche será la apoteosis, eso esperamos.

-Pero además hay también cultura y deporte.

-Sí, claro. El viernes vendrán dos parejas de pelotaris de primera fila del País Vasco a jugar un partido, y antes de las fiestas hemos tenido teatro. Este es un pueblo que entiende de teatro y que llegó a tener cuatro compañías teatrales. El domingo empezamos un ciclo de cine al aire libre.

-¿Esperan gran afluencia de visitantes?

-Sí, Venialbo siempre se llena en fiestas porque es un pueblo con mucha emigración, y los hijos vuelven para estos días. Además esperamos y queremos que se acerque gente de toda la comarca a los encierros, a la "Renovation Experience" y a las verbenas.

-Queda menos de un año para concluir este mandato, ¿qué proyectos ha cumplido o está cumpliendo su equipo de Gobierno?

-En los dos últimos mandatos hemos construido mucha infraestructura nueva, como el consultorio médico y el velatorio, incluso en tiempos de crisis y saneando las arcas municipales. Dentro de poco tendremos un centro de día y estamos estudiando construir piscinas de verano. Por otra parte, hemos gestionado programas de empleo que han dado trabajo a ha muchas personas. Hace 7 años Venialbo tenía 8 niños y ahora 24.

-¿Cuál es su visión de futuro de Venialbo?

-Me gustaría seguir trabajando para arraigar la población aquí, que la gente de Venialbo no se tenga que ir de su pueblo; tanto los jóvenes, creando empleo, como los ancianos. En ese sentido me gustaría conseguir una residencia de ancianos para ellos, pero no es algo fácil. Un proyecto que estamos empezando a estudiar es llevar la conexión eléctrica al coto de caza para que en el futuro se puedan desarrollar allí proyectos de turismo rural. Además, hay que seguir fomentando la colaboración del Ayuntamiento con los vecinos y de los vecinos con el Ayuntamiento, todo el mundo tiene algo que ofrecer para mejorar el pueblo y crear comunidad.

-¿Qué diría a los lectores interesados en las fiesta de Venialbo?

-Que están todos invitados a venir a disfrutar a Venialbo, a entrar en nuestras bodegas y darnos la oportunidad de demostrar lo hospitalario que es este pueblo.