La Junta Gobierno de la Diputación aprobó ayer la convocatoria de subvenciones a ayuntamientos de la provincia para el mantenimiento de los comedores sociales. Un total de 360.000 euros se distribuirán así entre 43 ayuntamientos que cuentan con este servicio cada día más valorado por los usuarios.

Las subvenciones fluctúan entre los 3.562 euros la más baja, que corresponde al ayuntamiento de Cañizal, y los 16.445 euros que recibirá el de Riofrío de Aliste, destinadas todas ellas a la financiación de sueldos y seguridad social del personal que atiende los Comedores Sociales y el servicio de catering, y también al suministro de víveres, tanto para los que están en funcionamiento como para los que se prevean abrir en 2014.

Aprobó, asimismo, la convocatoria de subvenciones a los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen, Consejos Reguladores de las Indicaciones Geográficas Protegidas y a las entidades con Marcas de Garantía por importe de 200.000 euros.