30 de septiembre de 2013
30.09.2013

Alcañices y Fonfría piden zona catastrófica del área arrasada por el incendio de Portugal

Alcaldes de la comarca proponen al Gobierno endurecer las penas para los incendiarios y atenuantes para los fuegos accidentales de cosechadoras

01.10.2013 | 09:52
Una de las zonas arrasadas por el fuego originado en Aliste.

Vecinos de los municipios de Alcañices y Fonfría proponen a sus ayuntamientos (alcaldes, concejales y secretarios) la solicitud oficial de declaración de «Zona Catastrófica» del área arrasada por las llamas del incendio originado en la población lusa el día 1 de agosto que convirtió en cenizas parte de los montes de pinares y robles, así como tierras de cereal, en los términos locales de Vivinera, Arcillera, Ceadea y Moveros. La declaración como tal, según han informado técnicos y expertos, facilitaría la consecución de importantes ayudas públicas, procedentes de la Unión Europea, para la recuperación tanto del ecosistema como de infraestructuras propias en los cuatro pueblos afectados.

Los alcaldes, Jesús Lira del Río (Fonfría) y Jesús María Lorenzo Más (Alcañices), ya conocen las posibilidades y tienen ahora en sus manos la decisión de llevar a pleno la propuesta y que sea la Corporación Municipal la que eleve a oficial la propuesta a la Administración Central y a Bruselas.

La naturaleza es sabia y mientras autoridades y técnicos buscan soluciones, tras un largo verano donde la lluvia no soltó una gota de agua y a pesar del intenso calor, la flora ha comenzado a reivindicar sus derechos. Las nuevas plantas de roble y castaño han comenzado a resurgir y los brotes verdes abren una puerta a la esperanza entre el negro panorama de cenizas y tizones. Las fuertes lluvias del viernes y del sábado ayudarán, según los expertos, a que el ecosistema recupere su espacio natural.

En el caso de los pinares para que el monte vuelva a recuperar su estado habrán de pasar al menos 60 años: ese tiempo llevaban los pinos pinaster creciendo desde que se plantaron allá por 1953. De ahí que se quiera retirar cuanto antes la madera quemada del monte.

Técnicos de la Junta de Castilla y León visitaron el pasado viernes los lotes sacados a subasta: 63,8 hectáreas en el monte de utilidad pública «El Majadal» de Vivinera (municipio de Alcañices) y 14,9 en «Majada Boquerón» de Arcillera y 35,8 en «Majada Linares» ambos en el ayuntamiento de Fonfría. Los empresarios interesados mostraron su satisfacción por el valor de la madera.

Además 108,9 de las 114,5 hectáreas de pinares se limpiarán por el sistema de matarrasa, en el argot local «a hecho», lo cual facilitará los trabajos a lo cual se une su fácil evacuación: están a escasos metros de la Nacional 122. Por otra parte los alcaldes de la zona fronteriza en su encuentro con la Subdelegada del Gobierno en Zamora Clara San Damián mostraron su preocupación y malestar por los fuegos intencionados, alabaron la labor de la Guardia Civil y agentes de Medio Ambiente, pidiendo dar con los pirómanos: «en la comarca cada vez hay mas terrenos abandonados al descender la práctica agrícola y ganadera. Valles y montes están llenos de maleza que en muchos casos ya se extienden a dentro de los cascos urbanos y tenemos miedo que algún día se que algún pueblo».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags