Doscientos niños de la capital y diversos pueblos de la provincia zamorana disfrutan este mes de julio en Sanabria dentro del campamento de verano organizado por la AMPA del colegio Sancho II de Zamora.

Una estancia literalmente de película, ya que las actividades organizadas este año por el equipo de monitores giran alrededor del cine y la historia del Séptimo Arte. Actores de la serie Águila Roja y Cuéntame se han acercado hasta el plató sanabrés para dar consejos y firmar autógrafos.

Bajo el guión «Silencio se rueda» los más singulares personajes del celuloide recorren el Conjunto Histórico de la villa y los Espacios Naturales del Lago. Los niños han pasado su particular prueba y se han convertido en actores y protagonistas de un corto «De paseo por el cine» con sesión de estreno incluida. Los dos grupos de 105 y 98 participantes intercambian estos días los papeles, por los actores que han terminado esta película sanabresa por los nuevos que empiezan el rodaje de las vacaciones.

Los coordinadores de esta actividad Millán Moyano y Pepe Barroso han sumergido a estas generaciones de pequeños en los títulos de películas emblemáticas y en los actores más renombrados. El repaso abarca desde el nacimiento del arte cinematográfico, a las primeras películas sonoras y en color. A Millán Moyano le llama la atención que los niños no conozcan a personajes legendarios de los años ochenta como Rambo o el popular Espinete, aunque a lo largo de estos días la galería de celebridades muestra a los Hermanos Marx, el Gordo y el Flaco, Clark Gable, Marilyn Monroe o Audrey Hepburn en una imagen radiante de Desayuno con Diamantes. Algunos monitores también se han quedado un poco anclados en el tiempo y ahora les toca descubrir a personajes como Dora la Exploradora. Un intercambio que es toda una experiencia enriquecedora. Las preferencias de los niños son precisamente el cine de animación y comercial, aunque han tenido la oportunidad de descubrir los primeros largos de la fábrica Disney. Buena parte de las actividades giran en torno a talleres y pruebas como el recorrido por el Castillo de Puebla de la mano de Groucho superando pruebas y enigmas, con las célebres frases humorísticas, que aprenden los actores noveles. Los padres a través de Internet pueden asistir como espectadores en la distancia. Entre película hay tiempo para los baños y las historias de terror antes de dormir.