La Mancomunidad «Tierra de Tábara» se ha convertido en sus dieciséis años de vida, por méritos propios, en una de las agrupaciones de municipios que más y mejores servicios públicos presta en toda España. Su primer objetivo fue la recogida domiciliaria de residuos sólidos urbanos y en su nueva etapa ha incrementado ya las prestaciones mancomunadas a la asistencia técnica por arquitectos a sus ayuntamientos y el mantenimiento de las redes de alumbrado público urbano de sus municipios.

El día 1 de mayo de 2013 se inicio una nueva etapa en la recogida de basuras tras su adjudicación, mediante concurso público, a la empresa Duerogesmet, que ofertó 96.348 euros al año. Ello trae consigo una baja de 3.652 euros sobre el coste anterior, pues aunque la penúltima adjudicación se hizo en 96.000, con el incremento del Índice de Precios al Consumo el coste ya rondaba los 100.000 euros.

En el concurso también participó la empresa que desarrollaba anteriormente la recogida, «Fernández» de Ferreruela, con 121.164 euros de propuesta, y la Unión Temporal de Empresas «Sisat» con 134.056 que hizo la más elevada.

El calendario actual pretende ser más eficiente y más equitativo que el anterior, adecuado a las necesidades reales, para lo cual del 1 de mayo al 30 de septiembre se prestará la recogida tres veces por semana y del 1 de octubre al 30 de abril, dos, con independencia de las festividades entre semana. En estos casos la recogida se hará el día anterior o posterior a dicha fiesta.

Duerogesmet se ha comprometido a prestar un día complementario de recogida en cada uno de los pueblos coincidiendo con las fiestas patronales para evitar problemas, ya que es cuando más residuos se originan en unas fechas en que la limpieza y decoro de calles y plazas debe brillar con luz propia. Para evitar problemas de salud pública los contenedores se lavarán y desinfectarán cuatro veces al año: una de ellas en mayo y la otra a finales del verano (septiembre).

Entre alcaldes y vecinos se valora como «muy positiva» la nueva alternativa de mancomunar el mantenimiento de las redes de los alumbrado públicos, 35 diferentes, pues ha supuesto, según afirman, «ahorrar costes y priorizar la reparación de averías y cambio de luminarias». Por su parte el asesoramiento por arquitectos contratados por la Mancomunidad está permitiendo solventar problemas y adelantar trámites y proyectos que antes se veían frenados por falta de asesoría.

Para la prestación de la recogida dispone de 286 contenedores: Tábara con 35 y Carbajales 22 son lo que más tienen y los que menos con 3 está Castillo de Alba y con sólo 1 San Pedro de las Cuevas.