El boca a boca es la mejor promoción para esta segunda edición De Tapas por Sanabria que cosecha a la que se suman los adeptos al tapeo, clientes habituales y ocasionales de los establecimientos participantes, 15 en esta nueva edición que finaliza el próximo domingo. El interés por dejar buen paladar entre el clientes es patente ya que los hosteleros interrogan con la mirada el resultado en el comensal que acaba de degustar la tapa, placentero por demás. El sector está animado con fomentar el turismo gustativo en estos arranques del verano, organizado por la Asociación Zamorana de Empresarios de Hostelería.

Toda ama de casa tiene el problema diario de pensar qué hacer de comer, pero en este caso han sido los jefes de la cocina los que han tenido que pensar y repensar qué hacer para sorprender a los paladares ajenos. Así las nuevas ofertas juegan con los productos tradicionales y los platos representativos de las gastronomía local a las nuevas técnicas de un «master chef» a lo sanabrés como un Mouse de bacalao y foie con cebolla caramelizada. La degustación es amplia, desde un tronco de fruto de huerto con carnes de mar hasta un carpaccio de pulpo asado con espuma de patata, puerro calabacín y pimientos. Las setas de primavera son una de las grandes aportaciones a las tapas en canelón fluido de queso, carrilleras y setas con salteado de gambas, como una de las propuestas o una empanada de boletus edulis con pimientos rojos y verdes y jamón ibérico.

La excursión gastronómica aún tiene más que ver como el lomo de sardina de la ría marinada y ahumada sobre tosta de pimientos de los Valles o un bombón de truchas de Sanabria con gulas y láminas de almendra. En un solo bocado se despliega desde un primero a un postre como con la propuesta de la pechuga de perdiz escabechada, boletus, salsa mahonesa picante y pinta de fríjoles sobre pan tostado y tomate natural, o la crep rellena de boletus edulis y salsa de setas. Una tosta-milhoja puede ser el plato fuerte y contundente al igual que el picadillo de productos de matanza, envuelto en puré de patata en rollito, rebozado y frito. El pan payés tostado con setas caramelizadas y carrillera de ternera con mermelada de pimientos son propuestas contundentes como una mini hamburguesa de añojo con recula y virutas de queso zamorano, o unos lomitos de trucha escabechada. Se puede buscar hasta un especial de hojaldre de crema y setas. Como dice la organización no se trata de hacer una contrarreloj de tapas sino de buscar los sabores que más placen o como en este artículo saber quién ha propuesto qué plato, y quién aconseja dónde ir y probar porque está excelente. Un buen itinerario para tapear en los 15 establecimientos desde Puebla hasta Padornelo.