26 de marzo de 2013
26.03.2013

Las unidades veterinarias se mantienen en los pueblos pero no abrirán todos los días

El delegado de la Junta confirma la reordenación del servicio «para ser más eficientes» pero los alcaldes reclaman que continúe como estaba

26.03.2013 | 01:26

Las unidades veterinarias de Tábara, Manganeses de la Lampreana y Santibáñez de Vidriales seguirán prestando el servicio en los pueblos, aunque no los cinco días a la semana. Se atenderá a los agricultores y ganaderos «determinados días; el planteamiento no es cerrar sino unificar para prestar mejor el servicio», precisó ayer el delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, quien mantuvo un encuentro con los alcaldes de los tres municipios afectados en un intento de enviar un «mensaje de tranquilidad» que logró a medias.


«Por lo menos nos ha asegurado que no se cierran las oficinas pero lo que parece claro es que no van a continuar como hasta ahora, los cinco días a la semana, que es lo que nosotros queremos», manifestaba Juan Carlos Bueno, alcalde de Manganeses al término de la reunión.


«La Junta de Castilla y León no se ha planteado en ningún caso dejar de ir a los pueblos» insistió Alberto Castro sabedor del profundo malestar que ha generado en las comarcas un posible cierre de las unidades veterinarias. «Estamos hablando de cómo prestar un mejor servicio, de cómo llegar a de una manera más eficiente a los agricultores y ganaderos; y ése es el debate con los sindicatos» precisó el delegado territorial, quien descartó que en algún momento se haya planteado la eliminación de las tres unidades veterinarias en cuestión.


No es eso lo que pensaron los alcaldes cuando, alertados por las organizaciones agrarias, se movilizaron en defensa del servicio. Ayer, con las noticias transmitidas por Alberto Castro consideraron ganada una parte de la batalla pero no la guerra. Por eso enviaron las cartas, con la rúbrica de los alcaldes de las tres zonas afectadas, tanto a la consejera Agricultura y Ganadería de la Junta como al propio delegado territorial.


Y por si las cosas no estuvieran claras, ayer el secretario general de la Consejería de Agricultura y Ganadería, Juan Zapatero, ponía negro sobre blanco. «Se van a seguir prestando servicios probablemente no de la misma manera que hasta ahora ni con la misma disponibilidad, si no garantizando que cada vez que un ganadero se desplace a una unidad veterinaria encuentre una respuesta eficaz a la gestión que le lleva hasta allí».


La sensación de los tres alcaldes zamoranos es que las unidades veterinarias en cuestión «vamos a pagar el pato de todas con los recortes» indicaba José Ramos, de Tábara. «Entendemos que haya que reducir personal y reorganizar todo pero no a costa nosotros». Porque el delegado de la Junta aclaró que no se contratará a personal en caso de bajas o vacaciones; «luego si no podemos contratar a gente para reforzar las zonas, tendremos que unificarlas, lo que no quiere decir que nos planteemos dejar de asistir a los pueblos, porque es nuestra obligación. Será el trabajador público el que siga yendo a los pueblos; no tiene sentido que un ganadero pierda toda una mañana para venir a Zamora a entregar una guía».


Será, en definitiva, una reordenación del funcionamiento de las unidades veterinarias, de tal forma que ya no se plantea la dotación de «tres veterinarios por zona sino de una zona con 12 veterinarios, y eso permitirá tener mayor movilidad para que si coincide una baja de larga duración esa zona no quede desatendida».


Pero los esfuerzos de Alberto Castro por justificar la reorganización no convencieron a los alcaldes de Manganeses de la Lampreana, Tábara y Santibáñez de Vidriales, que se reunirán de nuevo con sus colegas de cada zona «para ver lo que hacemos. No vamos a renunciar a los cinco días a la semana; no entendemos que tengamos que sacrificarnos nosotros cuando estas unidades veterinarias tienen bastante actividad», sentenció Juan Carlos Bueno. «Quieren desvestir a tres santos para vestir al resto de la provincia y no es justo», opina José Ramos, quien expresa abiertamente el temor a que «nos vayan quitando pueblos para pasarlos a otras zonas hasta que terminen por cerrar las oficinas definitivamente».


Según los datos facilitados por los alcaldes, la de Manganeses de la Lampreana abarca 342 explotaciones repartidas en 11 municipios; la de Santibáñez de Vidriales 251 en 16 municipios; y la de Tábara 296 abarca 18 municipios.

«No entendemos por qué tres tenemos que pagar el pato de los recortes en todas las comarcas»


<Juan Carlos Bueno
>

Manganeses de la Lampreana

«Íbamos con las oficinas cerradas y salimos con ellas abiertas, ahora que sea todos los días»


<Claudio José Delgado
>

Santibáñez de Vidriales

«Quieren desvestir a tres santos para vestir al resto de la provincia y no es justo»


<José Ramos
>

Tábara

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Loterí­a de Navidad 2019


 

Neomotor

Toda la información sobre el mundo del motor

Conoce las últimas tendencias y las novedades en coches, motos y la industria automovilística.

 

Consulta tus temas de interés

Temas

Ahora podrás consultar todas las noticias de tu equipo, de tus personajes favoritos, de las series de moda... de un vistazo a través de los tags