La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas de nacionalidad rumana, en el término de San Esteban del Molar, como supuestos autores del robo de seiscientos metros de cable telefónico.

Los efectivos de la Guardia Civil de Zamora intervinieron tras el establecimiento de una serie de dispositivos específicos de seguridad enfocados a la prevención de la comisión de delitos y faltas. En algunas ocasiones, también cuentan con la participación de otras unidades como el Grupo de Reserva y Seguridad.

La detención se produjo el pasado día 6 de marzo, sobre las 07.15 horas, al proceder a la inspección de dos vehículos.

A los detenidos les imputó un supuesto delito de robo con fuerza en las cosas, al serle intervenida gran cantidad de cable de cobre (tipo bobinado), aproximadamente 1.500 kilogramos, cuando lo transportaban en el maletero de los citados turismos, según informó ayer la propia Guardia Civil.

Las investigaciones iniciadas por la Guardia Civil de Zamora lograron determinar la procedencia de este cable de cobre, resultando haber sido sustraído la misma madrugada, de una línea telefónica en la localidad de Toral de los Guzmanes (León).

Las diligencias instruidas, efectos intervenidos y personas detenidas fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Benavente, que decretó la libertad con cargos. El robo de cobre, al igual que otros materiales de hierro, constituye uno de los objetivos más perseguidos por las bandas de personas dedicadas a la comercialización de estos productos, conseguidos en todo tipo de tendidos.