El Juzgado Contencioso Administrativo de Zamora ha desestimado el recurso de protección jurisdiccional de derechos fundamentales presentado por las concejalas Antonia Ferreras y Basilia Bodego contra el Ayuntamiento de Villarrín de Campos por denegar el acceso a la información municipal. La juez entiende que no se ha lesionado el derecho fundamental al acceso a la información tal y como estiman las concejalas que salieron elegidas por la lista del PP, pero ya no están en este grupo.

Las dos habían solicitado información sobre órdenes de pago y facturas del año 2011, convocatoria de concursos para la concesión de subvenciones, cesión de locales municipales y determinados extremos relativos al campo de golf de la localidad, en escritos presentados el 22 de octubre, y el 19 y 29 de noviembre. Además existen otros escritos en el que piden información sobre «los más variados temas: inventario de los bienes municipales, plaza de secretaría de la agrupación de municipios, pastos y rastrojeras, etcétera».

La juez reconoce que esta información se encuadra en el derecho genérico que ostentan los concejales, según la ley. Pero tiene en cuenta que existe una resolución de la Alcaldía en la que se les permite ver la información, «aún cuando se haya dictado con posterioridad a la presentación de este recurso judicial» y se cita a las concejalas en una fecha concreta para que examinen los documentos. Aunque esa fecha caiga en domingo «ha de entenderse que es el día hábil siguiente o en su caso debieron solicitar la aclaración del mismo en tal sentido».

Para la juez «no ha existido infracción del tal derecho al haber facilitado a las recurrentes el acceso a la información interesada» y entiende que «el mero retraso en el acceso pretendido no constituye por sí solo una vulneración al derecho fundamental cuando la información solicitada no lo ha sido para tratar un asunto concreto de orden del día determinado del pleno o de órgano colegiado al que aquellas pertenezcan sino que lo es de forma genérica, respecto a múltiples y variados asuntos de interés municipal», por lo que el retraso en proporcionar la información no debe entenderse que infrinja la ley.

El abogado del Ayuntamiento, Gabino Carro Espada destaca la improcedencia y la desestimación de la demanda porque «el Ayuntamiento de Villarrín cumple con la legalidad y es transparente y no ha negado información a nadie».

Las concejalas mencionadas han sido denunciadas por obstrucción a la labor municipal e injurias por parte de la alcaldesa, Concepción Gómez.

Ambas partes mantienen un enfrentamiento desde hace varios meses que llevó a las dos concejalas, que formaban equipo de Gobierno con la alcaldesa, a abandonar el Partido Popular y pasar a formar parte del grupo no adscrito. El conflicto ha dado lugar a varios altercados entre la regidora y las dos ediles.