El Ayuntamiento de El Cubo del Vino estudia la posibilidad de que la II Feria de Artesanía que ayer se inauguraba en El Cubo del Vino pueda celebrarse con una periodicidad bimensual con el objetivo de dinamizar el comercio de la comarca del Vino y alrededores.

Hasta este pueblo, frontera entre Zamora y Salamanca, se desplazaban durante el fin de semana treinta y cuatro productores y elaboradores mostrando un amplio elenco de mercancías para todos los gustos, pues en la muestra había ocasión de degustar los mejores quesos y vinos de la zona, el aceite de Portugal, además de adornarse con joyas y aderezos de bisutería que lucían al lado de otros puestos donde los productos naturales caso de jabones y esencias se codeaban, entre otros, con los productos lácteos y la indumentaria de corte medieval que tenía también su propio público.

Un apartado especial tenía la cría de caballos de pura raza árabe con Filiberto Hernández al frente, orgulloso de una cuadra de veintitrés equinos con yeguas que han quedado campeonas de España en diferentes competiciones. «Son caballos encaminados al deporte con mucho temperamento pero muy nobles y resistentes».

Pasaban las doce y media del medio día cuando el alcalde y demás representantes municipales inauguraban la feria recorriendo uno a uno los numerosos puestos que se asentaban en uno de los parques públicos ubicado a la vera de la N-630». La demanda de puestos que hemos recibido ha superado con creces todas nuestras perspectivas pus hemos tenido que rechazar varias de las peticiones por falta de espacio. Viendo la favorable acogida y teniendo en cuenta la maltrecha situación económica que atravesamos es una oportunidad para dinamizar el comercio de la provincia y pensamos que puede ser una iniciativa importante darle una periodicidad mensual o bimensual. Estamos en trámites con otras administraciones para hacer posible esta idea» explicaba el máximo mandatario durante la inauguración de una feria que supone un reclamo importante en el programa festivo de El Cubo del Vino que, por primera vez en muchos años, no contempla la celebración de ningún espectáculo taurino. Ya el año pasado estos espectáculos pudieron celebrarse por la iniciativa de un grupo de personas que recaudó fondos entre los vecinos, pero en esta edición no ha habido realmente quien impulse este tipo de festejos que hasta ahora eran una cita ineludible en las fiestas patronales de Cubo del Vino.