Más de dos centenares de personas participaron ayer en Villalpando a pie y caballo en la V Ruta Ecuestre, organizada por la Asociación Cultural «La Espuela».

El buen día animó a la participación y a primera hora de la mañana ya eran muchos los caballistas y los carros que esperaban el inicio del paseo por los alrededores de la Villa y otros tantos que se fueron agregando al grupo a lo largo de la mañana.

El presidente de «La Espuela», Rodrigo Ares, destacó la afluencia de gente que «cada año va a más y esto te anima a seguir adelante con la ruta y en organización de las actividades». Así, resaltó la presencia de diferentes grupos de jinetes venidos de los alrededores y de provincias limítrofes, como el caso de los carruajes de Renedo (Valladolid).

El buen tiempo reinante ayer en la zona hizo que el paseo por el campo se retrasase más de lo debido y al mediodía, la comitiva aún bajaba de la Cañada Real hacia la Villa para iniciar el recorrido por sus calles. «Es un día perfecto para pasear por el campo a caballo y con carro y por ello la gente no tiene prisa y lo está disfrutando mucho», prosiguió Ares.

Una vez concluida la ruta todos los participantes se trasladaron a las instalaciones del mercado de ganado donde disfrutaron de una comida a base de ensalada campera y parrillada. En el transcurso de la misma debía hacerse entrega del potro que se sorteó como premio, sin embargo, el presidente de «La Espuela» confirmó que no se pudo realizar «porque aún no ha aparecido el ganador. Sabemos que los números anterior y posterior fueron vendidos en Castroverde de Campos, pero el del medio no».

Por otro lado, en la noche del sábado y dentro de los actos festivos programados se celebró un exitoso festival de cante flamenco en el incomparable marco de la iglesia de Santa María la Antigua. Asimismo, Ares destacó la importante participación de público en los diferentes actos organizados a lo largo del fin de semana.