Sagallos recupera los manteles de gala para servir un año más sus recetas sobre el plato. La Asociación Cultural Amigos de Sagallos inició este fin de semana la edición de las Jornadas Gastronómicas 2010-2011 con la elaboración de comidas variadas por parte de más de cuarenta socios. El placer de comer y de cocinar cada vecino su plato estrella para compartirlo con los demás es una tradición desde hace cuatro años. Desde el principio la iniciativa ha contado con un gran número de adeptos en la localidad, encantados de poder celebrar cada mes una comida popular elaborada por ellos mismos.

La primera jornada arrancó, como de costumbre, con la degustación de productos de temporada de la huerta, apuesta clásica que sacia siempre con éxito el apetito de los sagalleses. En esta ocasión, los asistentes degustaron viandas de pisto, calabacín rebozado, ensalada de pasta, crema de calabaza, patatas a la importancia, ensaladilla, croquetas de zanahoria, habones de Sanabria, panaché de verdura, caldo de berzas gallego, pimientos rellenos de gambas y pescado, crema de verduras y una muestra de tortilla de patata con calabacín y con verduras variadas. La cantidad de comida aportada por el total de los socios participantes fue tanta que por la noche terminaron todos los manjares en una cena improvisada, alargando así la exitosa jornada con la que dio comienzo esta edición. La próxima cita gastronómica tendrá lugar en octubre y estará dedicada al lomo.

Estas jornadas gastronómicas suponen la continuación de las actos celebrados por la Asociación Amigos de Sagallos en el mes de agosto y mantendrán, de esta manera, la actividad del grupo de vecinos a lo largo de todo el año. En relación a la gastronomía, los sagalleses pudieron abrir boca a las jornadas actuales con la realización de una cata de aceites dirigida por la Asociación Zamorana de Sumilleres y la degustación de ternera de la marca de garantía Ternera de Aliste. En dicha comida popular todos los vecinos y visitantes forasteros también realizaron un emotivo brindis por el ausente sumiller Antonio «Berbe».

Por otro lado, entre las actividades culturales organizadas este verano por la asociación destacan el taller de cestería, la observación astronómica durante la noche de San Lorenzo, el nuevo taller de hacer jabón al modo tradicional, una charla teórico-práctica sobre los injertos y sus formas de ejecución y el taller de abalorios para la decoración de cajas con la técnica denominada «deboucher». Además, también se puso en marcha un taller de voluntariado medioambiental en el que varios socios procedieron a la recuperación de caminos y fuentes en un ejercicio de responsabilidad con el entorno.

A partir de ahora, la Asociación Cultural Amigos de Sagallos seguirá reuniendo cada mes a sus vecinos en torno a la mesa para mantener vivo el buen sabor de boca de la primera jornada gastronómica.