Sanzoles

«Ha sido uno de los errores más grandes de mi vida y de sabios es rectificar». Con estas contundentes declaraciones el concejal de Coalición Independiente de Sanzoles, José Antonio García, abre la puerta a una segunda moción de censura en un pueblo donde el Partido Popular gobierna actualmente en minoría tras la falta de apoyo de los dos ediles que auparon a la alcaldía a Federico Polo en detrimento de Eleuterio Sánchez anterior alcalde socialista.

Es la conclusión que se puede extraer de la comparecencia pública que ayer ofrecieron conjuntamente el Grupo Socialista de Sanzoles (Eleuterio Sánchez y Juan José Gallego) y el de Coalición Independiente (José Antonio y José Miguel Barbero), quienes pidieron la dimisión del Grupo Popular «por su mala gestión e irresponsabilidad y desconocimiento del Estado de Derecho». Los ediles se remitieron a hechos concretos como el contencioso por la propiedad del matadero, el «trato vejatorio» hacia la secretaria o facturas presuntamente falsas.

«La propuesta de recuperación del inmueble del matadero se votó a favor en su día cuando Eleuterio era alcalde», indica García. Posteriormente, con el cambio de Gobierno, Federico Polo «prometió seguir adelante con el procedimiento, pero ahora nos enteramos de que está paralizado y el caso ha sido archivado».

En otro orden de asuntos los concejales consideran intolerable la «falta de respeto y el trato vejatorio» que sufre la secretaria municipal, por parte del actual alcalde.

Según narran los concejales y demuestran con el acta de la sesión extraordinaria del pasado 11 de marzo, la funcionaria, ha solicitado amparo a la oposición «ante las reiteradas faltas de respeto, trato vejatorio y acoso laboral por ser mujer» a la que le sometió el alcalde. Además denunciaron la presentación de dos facturas presuntamente falsas por el mismo concepto, el arreglo de las escuelas. Según recoge la mencionada acta el alcalde propuso el reconocimiento extrajudicial con cargo al presupuesto de 2009 y la aprobación de una factura emitida por José Luis Sanfrutos Pérez de Herrera de Duero (Valladolid) con un importe de 3.033,62 euros por reparación de la casa de maestros para transformarla en salón cultural. Además de no estar incluido en el orden del día, la secretaria informó de que «dicho señor no ha realizado esta obra en esta localidad, que la factura por tanto es falsa y que dicho señor pasa una factura y pretende cobrar una obra que no ha realizado». Además la secretaria relata la existencia de una primera factura con cargo a la misma obra, a nombre de Maximiano Ponce Alonso, que el alcalde arrebató a la funcionaria municipal cuando ésta se la mostró.

Así las cosas, el Grupo de Coalición Independiente ha retirado su apoyo al Partido Popular, que ahora mismo estaría gobernando en minoría, con tres concejales frente a cuatro de la oposición, y poniendo en un aprieto la gobernabilidad de la Administración Local. El problema es que un mismo concejal no puede firmar dos mociones de censura en una misma legislatura, por lo que la única opción posible para que prospere esta idea es la renuncia de José Antonio García para que entrara otro concejal nuevo de su misma lista, que pueda firmarla junto a los socialistas y al independiente José Miguel Barbero, quien a su vez había sustituido ya anteriormente a la concejala de esta agrupación firmante de la anterior moción de censura contra el primer alcalde socialista.

José Antonio García expresaba ayer su decepción y reconocía como «error» haber rubricado la primera moción de censura «presionado por medio pueblo».