Vecinos de Espadañedo se manifestaron ayer ante el Ayuntamiento con el fin de protestar por la construcción de un velatorio junto a un parque infantil de la localidad.

Los habitantes del pueblo se concentraron ayer para pedir al alcalde que cambie la ubicación del velatorio que se piensa instalar en las antiguas escuelas del municipio. Según explicaron los vecinos, «no estamos en contra de que lo construya, pero que busque otra ubicación fuera del pueblo y no junto al parque de los niños, que no tiene porque ver esas cosas».

Tras un tenso tiempo de espera y con la presencia de miembros de la Guardia Civil, el alcalde, Saturnino Velasco, se reunió con los manifestantes y aseguro que «iba a reconsiderar el proyecto y comentarlo en la Diputación, pero que la cosa esta difícil porque ya está aprobado y podríamos perder la subvención de 30.000 euros».