El mundo se enfrenta a una crisis alimentaria permanente y a una inestabilidad global a menos que los países reaccionen a tiempo y dupliquen la producción agrícola mundial, según alertó el martes el Grupo de los 8 (G-8) en un informe. El documento, elaborado por la presidencia italiana del G-8 que será expuesto en su primer encuentro ministerial sobre agricultura, reza que son necesarias «las intervenciones inmediatas». «Sin una actuación rápida en agricultura y sistemas de márketing agrario, la crisis de 2007 se convertirá en un daño estructural en tan sólo unas décadas», reza el informe.

Asimismo, según informa Europa Press, alerta de la necesidad de duplicar la producción agrícola mundial para el año 2050 de cara a responder las demandas de la creciente población, en informaciones del diario "Financial Times" recogidas por la citada agencia de noticias.

Un agravamiento de la crisis tendría «consecuencias muy serias no sólo en lo que a relaciones comerciales se refiere sino en las relaciones internacionales y sociales, un ataque directo a la seguridad y estabilidad política mundial». Los ministros de agricultura de las naciones del G-8 se reunirán este mes en Italia, un encuentro que fue convocado el año pasado debido al incremento del precio de productos agrícolas básicos como el arroz y el trigo. Asimismo, las inundaciones han afectado a campos de cultivo de más de 30 países desde Bangladesh a Haití.

Por su parte, el secretario general de agricultura de Estados Unidos dijo que Washington planea duplicar la ayuda financiera destinada a los países en vías de desarrollo en 1.000 millones de dólares para el próximo año.

«Nos enfrentamos a la realidad de una población mundial que crece una media de 79 millones cada año, una cifra que (...) supone un reto a nuestra capacidad para abastecer alimentos de forma proporcional al crecimiento de la población", dijo antes de participar en una Conferencia Internacional de Ayuda Alimentaria.