Casaseca de las Chanas.- El alcalde de Casaseca de las Chanas, José María Rodríguez Calzada, ha negado cualquier tipo de trato de favor hacia la empresa de telefonía que ha instalado una antena en el terreno de un concejal del Partido Popular, miembro del equipo de gobierno según ha denunciado el concejal de la oposición socialista, Pedro Alonso.

En su réplica el alcalde explica detalladamente toda la tramitación que ha tenido este caso, relato que asegura haber sido comunicado «tanto a la Diputación, como a la Junta de Castilla y León y a don Pedro Alonso, al que el Ayuntamiento agradece el interés mostrado en este asunto y su preocupación para que se paguen las tasas correspondientes. Pero sería de agradecer que primero pagase las que tiene él pendientes, antes de preocuparse tanto por los demás».

Según el relato del alcalde, todo este asunto comenzó a raíz del interés de Telefónica Móviles España por instalar una antena de telefonía, con el fin de mejorar la cobertura en el municipio, que era bastante deficiente. El Ayuntamiento no disponía de terrenos en un emplazamiento adecuado, por lo que fue la compañía quien eligió dónde colocar la antena, siempre cumpliendo las normas urbanísticas del municipio, que permiten la construcción de estas torretas, aunque con una serie de limitaciones, como es la distancia al núcleo urbano. El 5 de julio del año pasado la compañía presentó solicitud de autorización de uso en suelo rústico, licencia ambiental y de obras, acompañada por los correspondientes proyectos, para la construcción integral de infraestructura para EB eGSM (estación base de telefonía móvil) en la parcela 568 del polígono número 1 del plano general de concentración parcelaria.

El Ayuntamiento ha iniciado ya los trámites oportunos, entre ellos la solicitud de informes técnicos a los organismos competentes. De momento, los que han llegado son favorables. «Hasta que no se completen dichos informes y se conceda la autorización de uso, la licencia ambiental de obras, así como la licencia de apertura, la mencionada antena de telefonía no podrá ponerse en funcionamiento. Si los informes fuesen desfavorables, no se podrán conceder las licencias oportunas, procediendo en consecuencia, y según la ley, a su desmantelamiento».

El alcalde prosigue recordando que «como todo el mundo sabe, al Ayuntamiento no se paga ninguna tasa hasta que se concede la licencia de obras solicitada. Tasa que dicha empresa tendrá que abonar, al igual que cualquier otro administrado. Este es el trato que el Ayuntamiento ha dado a dicha obra, que es el mismo que se ha dado a cualquier otro solicitante».