Los responsables de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) en Castilla y León exigieron ayer a la Junta «diligencia y presupuesto» para atender las solicitudes del Plan Renove en la comunidad autónoma castellanoleonesa. UPA realizó esta petición tras conocer el nuevo borrador de Real Decreto que regulará la solicitud de ayudas para la renovación del parque nacional de maquinaria agrícola para la próxima campaña, a falta de conocer cuántos expedientes de los presentados en Castilla y León van a ser aprobados.

«En lugar de tener datos concretos por parte de la Consejería de Agricultura, lo único que se ha transmitido es que no habría dinero ni siquiera para apoyar la compra de cien tractores», lamentó UPA en un comunicado de prensa.

En opinión de la organización profesional agraria (OPA), estas «filtraciones interesadas» lo único que indican es el «poco, cuando no nulo, interés de la Administración regional por apoyar un plan que es necesario para el campo y que fue consensuado por todas las organizaciones agrarias, tras el acuerdo del gasóleo del año 2005».

«La bondad del programa lo demuestra el hecho de que en Castilla y León se han presentado 775 solicitudes por un total de unos 7 millones de euros con una ayuda media solicitada de 9.000 euros», advirtió UPA que insistió en que este es un «momento clave» para comprobar la verdadera voluntad de la Consejería de Agricultura de apoyar la renovación del parque de maquinaria agrícola de Castilla y León.

Según informó UPA, los datos aportados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) indican que a fecha de 31 de diciembre de 2006 se concedió una partida presupuestaria a Castilla y León por valor de 3.076.000 euros».