El Servicio Territorial de Sanidad de la Junta de Castilla y León asegura tener controlados los casos de parotiditis registrados durante los últimos dos meses y medio en la localidad zamorana de Fuentesaúco. Un total de 16 jóvenes de la población se han visto afectados por la enfermedad vírica, vulgarmente conocida como paperas, desde que se detectó el primer caso, el 5 de diciembre, hasta el pasado día 9, cuando se registró el último. El responsable de Sanidad en Zamora, Juan Emilio Antón, no descarta la posibilidad de que aparezca algún caso más en los próximos días «pero muy pequeños».

Antón explicó que la enfermedad «fue contagiada mediante un joven procedente de Salamanca que fue a Fuentesaúco y contagió a un grupo de amigos» y aseguró que «es una situación bastante normal dentro de estas épocas».

El jefe del Servicio Territorial recordó que existen campañas de vacunación «dirigidas a las personas más susceptibles de padecer paperas como son los niños mayores y los adultos jóvenes».