Madrid.- El Comité Nacional de Alerta Sanitaria Veterinaria reunido ayer en Madrid ha decidido mantener todas las medidas de control y vigilancia de la gripe aviar porque la situación de riesgo no ha variado en España, según indicó el director general de Ganadería del Ministerio de Agricultura, Carlos Escribano y ha recogido Efe.

Escribano destacó que de momento se mantiene el encierro de las aves en las zonas de riesgo establecidas en la normativa actual en un radio de 10 kilómetros en torno a los 25 humedales considerados de riesgo de contagio de gripe aviar, ninguno de ellos en Castilla y León.

Lagunas de Villafáfilay de La Nava-Boada (Palencia) se encuentran en un nivel de riesgo 2 en una escala de 0 a 3 de mayor a menor peligro, y en su entorno están censadas cerca de 27.000 y 523.000 aves de corral, respectivamente, en 423 corrales domésticos.

Durante la reunión del Comité, al que asistieron representantes de todas las comunidades autónomas, entre ellos técnicos de Castilla y León, se analizó la situación de la gripe aviar en la Unión Europea y las medidas adoptadas por varios países comunitarios de encerrar todas las aves de corral.

El Comité, según apuntó Escribano en rueda de prensa, decidió que las actuales medidas de vigilancia y control se ajustan al riesgo objetivo de que el virus entre en España e insistió en la necesidad de ajustarse estrictamente al protocolo de muestreo y control para detectar lo más rápidamente posible un posible caso. Escribano señaló que en España no es necesario determinar la prohibición total de criar aves al aire libre en todo el territorio, como ha hecho Francia, primero porque en España es un sistema de producción testimonial que apenas representa el 5 por ciento y segundo porque no lindamos con ningún país en el que se haya registrado un caso de gripe aviar.

En Castilla y León, la cría al aire libre prácticamente se limita a granjas cinegéticas de provincias como Burgos, Soria y Valladolid.

Apuntó que no se puede hacer una previsión exacta del momento en el que pueda llegar el virus de la gripe aviar a España y que en cualquier caso llegaría a través de la migración de aves anátidas y esteparias procedentes del centro de Africa, que ya ha comenzado y que se intensificará en marzo. Insistió en que es probable que entonces sí se aumente el nivel de riesgo de contagio de la gripe aviar procedente de aves migratorias y se estudiaría la posibilidad de implementar nuevas medidas.

Descartó que el virus pudiera llegar de los países de la Unión Europea afectados por focos en los últimos días, ya que España no recibe cisnes migratorios que son las aves causantes de la enfermedad en Alemania, Austria, Eslovaquia, Italia y Grecia.

El Comité de Alerta Sanitaria Veterinaria, que se reunirá de nuevo la próxima semana, decidió intensificar los programas de formación y divulgativos de los distintos organismos relacionados con los programas de control y vigilancia de la gripe aviar, como Seprona, Medio Ambiente y Sanidad de las comunidad autónomas, entre otras e intensificar los programas de vacunación en los zoológicos.