Moraleja.- Las fiestas de la Magdalena de la localidad de Moraleja del Vino concluyeron el pasado domingo con gran aceptación por parte del público asistente, que según el alcalde, Guillermo Freire, superó «con creces» al número de visitantes de años anteriores.

El tiempo acompañó las celebraciones y animó a los habitantes a echarse a la calle para celebrar las fiestas de su patrona.

La noche del sábado reunió la mayor afluencia de público de todas las fiestas en torno al concierto del grupo internacional Mayonesa y a los diversos puestos de ropa y artesanía que se concentraron en la Plaza Mayor del municipio.

Pero sin duda, la gran novedad de este año ha sido el encierro de reses, «que contó con gran asistencia tanto de caballistas como de público» y que el alcalde ya ve consolidado en el programa de futuras fiestas debido al gran éxito acumulado en esta edición. El torero salmantino, Juan Diego, puso una nota de color en la corrida celebrada el domingo en la localidad, donde se lució y recibió los aplausos y el calor del público por su buen hacer. El espada cortó una oreja y dejó encantados a unos aficionados taurinos que le agradecieron la faena.