Nuez.- La Guardia Civil procedió a la detención del vecino de Nuez de Aliste, Juan C. P, de 42 años , como presunto autor del incendio forestal que el pasado fin de semana abrasó al menos 1.200 hectáreas de los términos de Nuez de Aliste y del municipio de Viñas. Tomó esta determinación tras las investigaciones realizadas por componentes del puesto de la Guardia Civil de Alcañices y el informe técnico practicado por el equipo de investigación del Servicio de Protección de la Naturaleza, en colaboración con la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF)» según informó ayer la propia Guardia Civil.

J. C. P. ha sido detenido como presunto autor de un delito de incendio por imprudencia y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número dos de Zamora.

Sin embargo, el imputado negó ayer tarde su responsabilidad en el incendio y afirma que en el momento de originarse el siniestro se hallaba en casa «comiendo». Afirma le culpan «porque la cosechadora estaba cerca de donde se originó el incendio», y considera que pudo ser obra de cualquier persona.

Cuando el agricultor se hallaba en casa fue avisado por otro vecino para que retirara la máquina porque podría ser afectada por las llamas. Entonces Juan C. corrió hacia el vehículo y abandonó la zona dejando la cuchilla «porque la carretera y las calles estaban llenas de coches y no había espacio para pasar» según señaló ayer. Fuentes de la familia consideran que la imputación de este hombre «es un error».

También ha sido puesto a disposición del mismo Juzgado de Zamora el presunto autor del incendió que se extendió por el término de Palazuelos de las Cuevas, y que también operaba con una cosechadora. En este pueblo fue ingresado en la Unidad de Psiquiatría un vecino que prendió fuego en un prado próximo al pueblo y que fue rápidamente sofocado por los vecinos que sin pérdida de tiempo echaron manos a las mangueras.

Estrago de rayones, gazapos y crías de perdiz

El incendio de Nuez, que ha abrasado al menos 1.200 hectáreas desde que comenzó a las 15,50 horas del sábado, ayer tarde todavía no se daba por extinguido por el Servicio de Medio Ambiente de la Junta aunque los trabajos quedaban limitados a puras tareas de control, con la suerte de que existir las rachas de viento pasadas ni, sobre todo, el combustible. Ayer tarde los medios consistían en una autobomba y dos agentes.

Además de las pérdidas económicas derivadas de la calcinación de especies forestales, de los cereales y otros bienes, está la pérdida avifaunística que ha sido considerable en especies como las perdices, el jabalí y los conejos. Desde la Guardería se afirma que «han caido como moscas» las crías de perdiz, las crías de conejos, los gazapos; y también de rayones. De este modo la práctica de la caza este año será uno de los disfrutes imposibles en un territorio que apuntaba grandes expectativas y sobre el que se proyectaban importantes iniciativas cinegéticas. La violencia de las llamas provocó la estampida de los animales hasta el punto de que algunos ciervos, incluso algún lobo, fueron casi a dar de bruces contra algunos vecinos de Viñas.