Villalpando.- El Juzgado de Villalpando celebró ayer el juicio de faltas por una posible imprudencia como consecuencia del accidente de tráfico ocurrido el 28 de agosto de 2001 en la localidad de Villamayor de Campos en el que falleció Clemencia Escarda Caramazana y sufrió lesiones graves María Burón al desprenderse la carga que transportaba un camión cuando circulaba por la travesía del pueblo. Las dos mujeres, más otra, se dirigían a comprar el pan cuando se vieron sorprendidas por el desprendimiento de la carga.

En la vista oral que tuvo lugar ayer se pretendía determinar si existió una falta de imprudencia temeraria en la actuación de los tres denunciados Santiago M. C., conductor del camión y la persona que ató la carga; José Alberto H. Z, la persona que subió la máquina que transportaba el vehículo articulado y que acompañaba al conductor en el momento del accidente cuando se dirigían a Burgos con la carga; y Teodoro C. A., responsable del transporte.

Ni éste último ni el conductor del camión comparecieron ayer en el juicio, por lo que no pudieron contestar a las preguntas de la acusación sobre una reparación de los cables que sujetaban la máquina al vehículo de transporte y que se habría hecho en las naves del responsable del transporte en Benavente después de que se produjera el accidente que terminó con la vida de una persona y otra sufrió lesiones graves. La incomparecencia del conductor impidió también que se defendiera de lo recogido en el informe pericial, según el cual la velocidad máxima permitida en la travesía de Villamayor de Campos era de 40 kilómetros por hora y circulaba a 52 kilómetros a la hora, según ha explicado Hermenegildo Pérez Bolaños, el letrado de la acusación.

Sí declaró en el juicio José Alberto H. Z, la persona que subió la traílla al camión de transporte, el propietario de la máquina y el operario que hizo la reparación de los cables después del trágico accidente.

La acusación pide la pena máxima por imprudencia contemplada en el artículo 261 del Código Penal que establece una multa de dos meses a 25 euros día y la privación del permiso de conducir durante un año para Santiago M. C. y Teodoro C. A.

Además de la víctima mortal y la mujer herida grave, en el accidente se vio implicada una tercera persona que sufrió heridas leves.