Sin embargo, fuentes de la agencia espacial dijeron en una conferencia de prensa que cualquier problema antes de esa fecha supondrá un nuevo aplazamiento para febrero.

"Todo tiene que realizarse como lo hemos planeado para que lo realicemos el 24", dijo a los periodistas John Shannon, subdirector del programa de transbordadores de la NASA en una conferencia de prensa telefónica.

Inicialmente el lanzamiento estaba previsto para el 6 de diciembre pero se demoró para el 9 de ese mes debido a problemas en los sensores del tanque externo de la nave.

La partida también se postergó ese último día fijándose para el 3 de enero y luego para el 10 de ese mismo mes.

Sin embargo, la semana pasada los ingenieros de la NASA anunciaron que necesitaban más tiempo para resolver el problema.

Los sensores, que miden el nivel de combustible en el tanque externo, forman parte de un sistema de emergencia que apaga la alimentación en los motores en caso de una filtración.

Según los ingenieros, si los motores continuaran funcionando al agotarse el combustible podría producirse una explosión con consecuencias trágicas.

Ante la imposibilidad de determinar con precisión el origen del problema, los ingenieros de la agencia espacial enviaron los sensores al Centro Marshall de Vuelos Espaciales en Alabama, donde se les someterá a un intenso análisis.

Los siete tripulantes del "Atlantis", cinco estadounidenses, un alemán y un francés, instalarán durante la misión de once días, que incluye tres caminatas, el módulo "Columbus" que es la mayor aportación europea al complejo que gira en una órbita a casi 400 kilómetros de la Tierra.

La NASA tiene previstas otras 11 misiones de los transbordadores para concluir la construcción de la EEI, una empresa conjunta en la que intervienen 16 países.

Las fuentes dijeron que pese a los aplazamientos en la misión del "Atlantis", todavía la agencia espacial podrá realizar esos viajes antes del 30 de septiembre de 2010, fecha prevista para el retiro de los transbordadores.

Sin embargo, debido a que la NASA exige una pausa de cinco semanas entre lanzamientos, la partida del "Endeavour" que llevará un laboratorio japonés a la EEI, no podría realizarse el 14 de febrero como está previsto, dijeron las fuentes.