Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Baloncesto | Liga Challenge

Resumen y resultado del Recoletas Zamora-Mataró Maresme: Claro triunfo naranja (69-57)

Las naranjas alcanzaron el descanso con 13 puntos a su favor

Isa Latorre organiza una jugada de ataque del Recoletas Zamora ante el Mataró Maresme

El Recoletas Zamora ganó de forma clara (69-57) al Mataró Maresme en un partido siempre dominado por las naranja que, pese a reservar a Gala Mestres, no tuvieron problema a la hora de encontrar puntos y marcar diferencias con su rival. Tarea en la que sobresalió Ezeigbo, con una gran primera mitad, y también Morgan Green, si bien la anotación zamorana fue bastante coral y fluida a lo largo del envite. Un duelo con final más ajustado de lo que mereció el transcurso del encuentro, fruto de la falta de esa puntería en los diez minutos finales.

Ezeigbo abrió el marcador en los primeros compases, dominados por la pívot naranja, autora de los primeros ocho puntos de su equipo frente a un colista valiente con intención de hacer daño a la activa defensa naranja.

La pívot no tardó en poner al Recoletas Zamora con una cómoda ventaja que, a pesar de los primeros aciertos y buenas defensas del Mataró Maresme, obligaban a las visitantes a solicitar un tiempo muerto mediado el primer cuarto para retocar su puesta en escena (12-4, m. 5).

Waters siguió aumentando el casillero del equipo de Carbajal que, sin embargo, durante los siguientes minutos no mostró la consistencia defensiva de la que hizo gala al inicio del envite. Factor que aprovechó el colista para tomarle el pulso al duelo y situarse a siete puntos de las locales. Una diferencia que, gracias a un triple de Gómez y un tiro libre de Santana, aumentó hasta los nueve tantos (21-12).

El Recoletas Zamora encarrilaba el encuentro pero no había demostrado en pista esa diferencia clasificatoria con la que cuenta sobre un Mataró Maresme que, de la mano de Lo Sylla y Knezevic, seguía plantando cara a las naranja. Una escuadra, la zamorana, que abrió el segundo cuarto con un triple de Gómez pero careció de acierto en los siguientes minutos para "romper" el encuentro (28-20, m. 14).

Isa Latorre puso punto final a la mala dinámica con una canasta tras la que las locales incrementaron su intensidad defensiva. La base, con sus primeros puntos, disparó la ventaja de un Recoletas Zamora que alcanzaba un colchón de "dobles dígitos" poco antes del descanso (34-21) y forzaba un tiempo muerto de las visitantes. Un receso que no alteró el dominio naranja, reflejado en el 36-23 con el que se alcanzó el paso por vestuarios tras unos últimos minutos del primer acto que sirvieron para disfrutar del debut de Alejandra García.

Dispuesto a hacer valer e incrementar los 12 tantos de renta, el Recoletas Zamora regresó a pista poniendo en práctica una defensa muy activa a la que respaldaban los puntos de Ajemba, dando respuesta Knezevic por parte del Mataró Maresme (39-27, m. 23). Santana, con un triple y una buena defensa, cambiaba la dinámica del inicio de segundo acto dando lugar a un parcial de 5-0 que redondeó Morgan Green antes de un triple cambio. Un cambio de equipo que contó con el regreso de Montoliu, autora de un triple que ampliaba a más de 20 puntos la renta local (48-27).

Mataro Maresme no bajó los brazos y, durante la recta final del tercer cuarto, buscó inquietar al Recoletas Zamora castigando sus fallos. Gozó de buenas acciones y redujo algo la distancia en el tanteo, al menos hasta la irrupción de Clara Che. La base, con un triple, dos asistencias desde línea de fondo y dos tiros libres, dejó el duelo prácticamente visto para sentencia a fala de los últimos diez minutos (57-38).

Con el partido en el bolsillo, el Recoletas Zamora inició el último cuarto con muy malas sensaciones. La intensidad no era la misma que en los periodos anteriores y eso lo aprovechó el Mataró Maresme para firmar un parcial de 0-8 durante los dos minutos de apertura del tramo decisivo. Un golpe que obligó a Jacinto Carbajal a detener el partido para rearmar a su equipo (59-46).

Montoliu dejó entonces su sitio a Morgan Green, cuya canasta al contragolpe para cortar la mala dinámica resultó clave. Y es que, a partir de ese momento, el equipo naranja volvió a competir. Eso sí, sin el acierto necesario como para recuperar la ventaja de minutos anteriores. Una circunstancia que aprovechó Lo Sylla para dejar la diferencia en solo diez puntos a falta de cuatro minutos (61-51).

Una vez más, el Recoletas Zamora se había complicado la vida en los minutos finales, dando alas a un Mataró Maresme lanzado que creía en sus posibilidades. Opciones que ni siquiera una canasta más tiro adicional de Isa Latorre fue capaz de fulminar definitivamente, alcanzándose el último minuto con nueve puntos de diferencia entre ambos conjuntos. Solo el tiempo y un triple de Isa Latorre, en los segundos finales, cerraron un duelo con un final más picante de lo esperado.

Compartir el artículo

stats