Morgan Green, jugadora del Recoletas Zamora, ha comentado antes del próximo partido liguero que el equipo naranja debe "estar conectado y centrado, no solo en los partidos sino también en los entrenamientos" para retomar la senda de las victorias en una Liga Challenge que las zamoranas continuarán ante "un buen equipo" como es Alcobendas.

Green señaló que, pese a sufrir su primera derrota, el vestuario del Recoletas Zamora "está bien" anímicamente. " Creo que cosas como esta son parte de la liga y es importante para que el equipo mejore. Hay que aprender de esto”, indicó la norteamericana, señalando que entre las lecciones que deja el partido destaca "lo importante estar muy conectada y centrada, no solo en los partidos sino en los entrenamientos anteriores". "No tenemos que dar por seguro nada, ni en el encuentro ni antes ni los entrenamientos, principalmente en ese trabajo porque es donde más se mejora", explicó, añadiendo que lo vivido en Murcia también ha mostrado que el equipo debe "estar más activo en defensa para tener después un ritmo mayor en ataque".

En cuanto al siguiente enfrentamiento, Morgan Green señaló que Alcobendas "es un buen equipo como Murcia", destacando "que son un grupo con bastantes opciones ofensivas", lo que le convierte en un rival duro. Un adversario frente al que esperan no repetir los errores del pasado fin de semana en el que, bajo su punto de vista, el Recoletas Zamora no fue capaz de "establecer un ritmo ofensivo sólido" y "no se impuso en el apartado reboteador, dando oportunidades al rival”.

Por último, y en cuanto a sus sensaciones personales, Green comentó que "obviamente" tiene margen de mejora. "Siempre hay margen para mejorar, se metan veinte o tres puntos. Además, después de una derrota, creo que el espacio para mejorar en cada entrenamiento es mayor", indicó.