El Recoletas Zamora de Jacinto Carbajal se estrenó en pretemporada con una dulce derrota ante sus vecinas del Perfumerías Avenida por 65-74. Un marcador que no refleja el nivel de juego exhibido por las zamoranas que dejaron buenas sensaciones y, por momentos, jugaron de tú a tú al campeón de Liga Endesa Femenina.

Miscenko anotó la primera canasta de la temporada para un Recoletas Zamora que, con transiciones rápidas, llevó la delantera en el marcador durante los primeros minutos (4-1, m.2). El equipo de Carbajal, con Latorre y Barneda dando sentido al juego, mostró también buenas maneras en defensa ante un Avenida sin tino que se vio forzado a pedir tiempo muerto cuando la diferencia alcanzó los seis puntos.

El receso permitió a la escuadra charra romper con la dinámica y volver a ver aro. Sin embargo, el Recoletas Zamora seguía al frente en el marcador gracias al aire fresco y los puntos que aportaron las rotaciones (11-7, m. 7). Una intensidad que se dejó notar en la parcela defensiva y en el rebote, no ofreciendo facilidades a un conjunto visitante que impulsado por Hof, Evans y Rodríguez igualó el tanteo justo sobre la bocina que marcó el final del primer cuarto.

La plantilla del Recoletas Zamarat posa para las cámaras antes de su primer encuentro. | José Luis Fernández

Las buenas sensaciones ofrecidas por la escuadra de Carbajal a lo largo de los diez minutos iniciales tuvieron su continuidad en el segundo parcial. Un tramo de partido que las naranjas afrontaron con su cinco inicial, a excepción de la entrada de Green por Barneda y que arrancó con las locales manteniendo igualado el pulso con sus vecinas. Eso sí, ahora con alternancia en el dominio del marcador que, a los trece minutos, lucía equilibrado (21-21).

Ese empate marcó el primer gran punto de inflexión en el partido pues, a pesar de mover con acierto el balón y mantener el tipo en defensa, el cansancio empezó a hacer mella en el cuadro zamorano y la eficacia bajó lo suficiente como para que el talento y mayor físico del Perfumerías Avenida marcaran la diferencia. En apenas tres minutos, las salmantinas firmaron un parcial de 0-7 que desequilibraba la contienda (21-28, m. 16).

Con el Recoletas Zamora tratando de reaccionar llegó la anécdota del encuentro, deteniéndose el partido a consecuencia del nuevo luminoso, dejando algo frío el final del primer tiempo, que se cerró con 27-35 en favor de las salmantinas.

Con el paso por vestuarios, además del marcador electrónico, volvió también el mejor hacer del conjunto naranja a pista. Las chicas de Jacinto Carbajal recuperaron energías y, con una defensa de nuevo muy activa y un ataque certero, volvieron a poner el encuentro realmente ajustado con un parcial de 9-0 que obligó al técnico visitante a detener la contienda (36-35, m. 22).

Latorre conduce una transición rápida del Recoletas Zamarat durante el partido de ayer. | José Luis Fernández

El Recoletas Zamora había sido capaz de remontar y poner en aprietos a las visitantes, un éxito que impulsó a las naranjas durante el tercer cuarto. Un parcial en el que, tras varios minutos, volvieron a gozar de una ligera ventaja a su favor (45-40, m. 27). Una renta que las de Liga Femenina volvieron a disipar con su talento para dejar las espadas por todo lo alto de cara al último y decisivo cuarto al que se entró con igualdad máxima (47-47).

Con el duelo en su mejor momento, al Recoletas Zamora le pesó el esfuerzo realizado durante los tres cuartos anteriores y no pudo ser tan preciso como se requiere para superar al vigente campeón nacional. Por contra, las de Avenida volvieron a acelerar como al término del segundo cuarto, y con un parcial de 4-11 pusieron rumbo a la victoria. Un triunfo por 65-74 que no hizo justicia al cuadro local y su esfuerzo.