El delegado del Gobierno, en contacto con el ministerio para “coordinar acciones” frente a los “xenófobos” controles de Vox en Burgos

Nicanor Sen afirma que “es imposible identificar si una persona está en situación irregular a simple vista” y recuerda que las competencias en migración son de la Policía Nacional y no de la Local

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Nicanor Sen, presenta el dispositivo autonómico especial con motivo de la celebración de las elecciones al Parlamento Europeo el próximo domingo 9 de junio.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Nicanor Sen, presenta el dispositivo autonómico especial con motivo de la celebración de las elecciones al Parlamento Europeo el próximo domingo 9 de junio. / Rubén Cacho - Ical

Ical

El delegado del Gobierno, Nicanor Sen, anunció que ha mantenido contactos con el Ministerio del Interior para “coordinar acciones que protejan los derechos humanos” de la población migrante de Burgos, ante el anuncio de la Concejalía de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento burgalés, en manos de Vox, de realizar controles sobre los empadronamientos ilegales, una acción que el delegado del Gobierno calificó como “xenófoba”.

En declaraciones recogidas por Ical, Sen se mostró “completamente en desacuerdo” con la medida anunciada ayer por el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Burgos, ya que se trata de una “intromisión en materias que competen a la Policía Nacional” y que además tiene “finalidades claramente xenófobas”.

“Como gobernantes públicos, todos debemos velar por el cumplimiento de la ley sin criminalizar a ninguna persona por razones de raza, origen o color de piel”, manifestó el delegado del Gobierno en Castilla y León, que anunció por ello el contacto realizado con el Ministerio para “coordinar acciones que protejan los derechos humanos de esa parte de la ciudadanía”.

Y es que, como apuntó Sen, “es imposible identificar si una persona está en situación irregular a simple vista”, por lo que “hacerlo de manera aleatoria, atendiendo al color de la piel, es una acción xenófoba”. Además, recordó que la identificación de personas migrantes en situación irregular “corresponde a la Policía Nacional”, por lo que la medida anunciada por la Concejalía de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Burgos “nada tiene que ver con las competencias de la Policía Municipal”.