Ocho nuevos radares y más controles de alcohol y velocidad en Castilla y León

La DGT pone en marcha una campaña para reducir la siniestralidad en las carreteras

En el primer trimestre se han contabilizado 26 fallecidos en la carreteras de la comunidad, seis más que en 2023

El delegado del Gobierno, Nicanor Sen, y la coordinador autonómica de Tráfico, Inmaculada Matías, presenta el plan de choque que pondrá en marcha la Dirección General de Tráfico (DGT) con el objetivo de reducir la siniestralidad en las carreteras de Castilla y León

El delegado del Gobierno, Nicanor Sen, y la coordinador autonómica de Tráfico, Inmaculada Matías, presenta el plan de choque que pondrá en marcha la Dirección General de Tráfico (DGT) con el objetivo de reducir la siniestralidad en las carreteras de Castilla y León / Rubén Cacho - Ical

Ical

La instalación de ocho radares, dos fijos y seis de tramos, el incremento de los controles de alcohol y drogas, así como los de velocidad, la utilización de motos camufladas, el refuerzo de la plantilla de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y la puesta en marcha de campañas de concienciación, son algunas de las medidas que contempla el plan de choque que la Dirección General de Tráfico (DGT) va a poner en marcha en las carreteras de la Comunidad para reducir la siniestralidad.

En el primer trimestre del año fallecieron en las carreteras de la comunidad 26 personas, seis más que en el mismo periodo de 2023, según destacó hoy el delegado del Gobierno, Nicanor Sen, que calificó de “inasumible” este incremento de la siniestralidad, provocado especialmente por la velocidad inadecuada y el consumo de alcohol y drogas al volante.