El Instituto de las Mujeres, dependiente del Ministerio de Igualdad, ha instado a una bodega leonesa a retirar una valla con la imagen de un cuadro de una mujer en bikini, por considerar que "cosifica" a la mujer y la presenta como "un objeto sexual".

En concreto, se trata de una valla publicitaria situada a la entrada del municipio de Molinaseca (León), que representa a la Bodega Encima Wines y en la que se muestra la pintura de una mujer de espaldas con un bikini de corazones, en particular, la parte de la espalda y los glúteos. El Instituto de las Mujeres señala que ha recibido quejas en relación a esta valla.

"La actividad de la Bodega no justifica la cosificación femenina que emana del anuncio, presentando a la mujer como objeto sexual", reza la carta firmada por la directora del Instituto de las Mujeres, Antonia Morillas.

Según precisa, la citada publicidad "infringe el artículo 3 de la Ley General de Publicidad que declara ilícitos los anuncios que 'presentan a las mujeres de forma vejatoria, bien utilizando particular y directamente su cuerpo o partes del mismo como mero objeto desvinculado del producto que se pretende promocionar'".

Por ello, la directora del Instituto de las Mujeres insta a la bodega a "retirar este o cualquier contenido publicitario de estas características que pueda seguir difundiéndose en cualquier soporte, y a no reiterarlo en el futuro".

Sorpresa

Por su parte, una de las hijas del propietario de la bodega, Encina Otero, que trabaja en la empresa familiar, ha manifestado, en declaraciones a Europa Press, que la carta les ha causado "sorpresa" y ha mostrado su "no conformidad" con la acusación de que sea una publicidad sexista. "No creemos que sea así", ha indicado, al tiempo que ha avanzado que, en principio, no van a retirar la publicidad ya que solo se les ha "instado".

Por el momento, han enviado una misiva al Instituto de las Mujeres en la que expresan su sorpresa y en la que explican que en ningún momento han pretendido hacer una publicidad sexista de sus vinos. "Nos ha sorprendido porque no compartimos la filosofía de la utilización del cuerpo de la mujer", ha añadido Otero.

Además, han explicado que el cartel reproduce la etiqueta de uno de sus vinos que lleva más de diez años en el mercado y hace referencia a un cuadro que el pintor catalán Josep Moscardó hizo para su bodega.

Según ha precisado Otero, los corazones del bikini hacen referencia al nombre del vino 'Demasiado corazón' y el Mediterráneo que se observa al fondo pretende reflejar "el frescor del vino para un día caluroso de verano". Asimismo, ha puntualizado que otros vinos de su bodega llevan otras imágenes como la de un hombre con el torso desnudo.