El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, compareció hoy ante el pleno de las Cortes para informar de la campaña de lucha contra incendios de este año, que admitió ha sido “especialmente dura y complicada", con “importantes daños medioambientales, económicos y materiales”.

Mañueco aprovechó sus primeras palabras para dedicar un “sentido recuerdo” a los tres fallecidos el los incendios en la Sierra de la Culebra de Zamora, ya que consideró con ellos se ha perdido “lo más valioso. Lo único irremplazable”. También se acordó de los heridos como consecuencias de los heridos.

En los incendios de Zamora perdieron la vida tres hombres:

  • Victoriano Antón Ratón, de 68 años, pastor de Escober de Tábara
  • Daniel Gullón Vara, de 62 años, bombero forestal y natural de Ferreras de Arriba
  • Eugenio Ratón, de 63 años, vecino de Sesnández de Tábara


“Acabamos de cerrar el tramo de riesgo alto de una campaña que podemos calificar de extraordinaria. La peor de las últimas décadas. Caracterizada por una meteorología excepcionalmente adversa, que ha propiciado incendios de condiciones hasta ahora desconocidas”, dijo.

Puedes volver a ver la comparecencia de Mañueco al completo, aquí:

Casi 1.500 incendios en Castilla y León

El presidente explicó que hasta el pasado 30 de septiembre, en Castilla y León se han registrado más de 1.400 incendios forestales. De ellos, 19 han sido de nivel 1 y 26, de nivel 2 de Infocal, por tanto, de riesgo para bienes y personas. De los 1.400 incendios, 16 se convirtieron en grandes incendios por superar las 500 hectáreas forestales. Y en cuanto a sus causas, en el 92 por ciento está detrás la mano del hombre, por negligencias, accidentes e intencionados, y solo el ocho por ciento son causas naturales.

En conjunto, según sus datos, han ardido 82.000 hectáreas de superficie forestal, con arbolado, monte bajo o pastos. La mayor superficie desde que se tiene registros; de ellas, 45.825 hectáreas de arbolado. "La actuación del Operativo, atajando los incendios, impidió un daño potencial de mayores proporciones, que pudo haber triplicado las hectáreas finalmente afectadas", dijo.