La Guardia Civil apunta la posibilidad de que las lesiones halladas en el dorso de la mano derecha de Esther López de la Rosa, la vecina de Traspinedo (Valladolid) cuyo cuerpo sin vida fue localizado casi un mes después de su desaparición en el arcén de la carretera, las pudo causar un tenedor de postre.

Así lo plantea la Guardia Civil en su último informe recogido por Europa Press, complementario del inicialmente entregado el 24 de agosto, en el que se hacía constar que en la autopsia practicada al cuerpo de Esther, de 35 años, facultativos del Instituto de Medicina Legal de Valladolid descubrieron unas lesiones en el dorso de la mano derecha, "redondeadas y superficiales", así como otra pequeña de las mismas características en el borde cubital de la base del quinto dedo.

Dichas lesiones, tal y como se desprendía del informe pericial elaborado por el equipo de Reconstrucción de Accidentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ERAT), no serían compatibles con las producidas o derivadas de la dinámica de accidente o atropello mediante el modelo de vehículo utilizado por el investigado.

El origen de las lesiones

Los investigadores se refieren así al vehículo Volkswagen T-Roc de Óscar S, la persona que le acompañaba la noche de autos en su turismo y a quien la Benemérita ha venido situando en los últimos meses como el principal sospechoso de la desaparición y muerte de la joven por, entre otras razones, el hallazgo de ADN de ella en el maletero.

"Ante la relevancia que en la presente investigación supondría conocer el origen de las citadas lesiones", la Unidad Central Operativa (UCO) daba cuenta de que ya el pasado día 11 de agosto había solicitado un informe policial al Departamento de Balístico y Trazas del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil para la "determinación o aproximación del tipo de herramienta u objeto que ha podido generar las lesiones observadas descritas anteriormente".

Ahora, esos últimos análisis realizados por el referido departamento resumen, a modo de conclusión, que las lesiones descritas presentan características "compatibles" con un utensilio tipo tenedor de tres puntas u otro objeto de iguales/similares características.

"Las lesiones referidas han sido generadas por una herramienta/utensilio con un mismo patrón repetitivo, agrupadas, redondeadas y dispuestas en línea recta, en número de tres, de escasa penetración", añade el informe, cuyo contenido añade aún más incógnitas sobre las causas de la muerte de Esther López de la Rosa.

Informe

Se trata del último informe recibido por la juez instructora, que está también a la espera de otro sobre la centralita del turismo del principal sospechoso, Óscar S.M, cuyo ingreso en prisión ha sido solicitado, sin éxito, por la familia de la fallecida.

La juez del caso, sin embargo, ha rechazado el encarcelamiento del sospechoso al considerar que "de lo actuado, en este momento procesal, no es posible realizar un relato fáctico de lo sucedido, debiendo de estarse al resultado de las diligencias de investigación que faltan por concluir".

Te puede interesar:

La principal hipótesis barajada hasta ahora por la Guardia Civil es que Esther López de la Rosa, desaparecida el 13 de enero y cuyo cadáver fue localizado casi un mes después en un arcén de la carretera a escasa distancia del pueblo, murió al ser atropellada por un turismo y que éste bien podría ser el que aquella noche conducía Óscar S.M, que además, supuestamente, fue la última persona que la vio con vida.