El jefe del Ejecutivo autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, afirmó ayer que él apoya al Gobierno de Castilla y León que para eso es el presidente, sin entrar a valorar la posición que sostuvo su número dos, Juan García-Gallardo, en el pleno de las Cortes sobre el aborto y las personas con discapacidad. “Yo apoyo al Gobierno de Castilla y León que para eso soy el presidente”, lanzó a su entrada al hemiciclo, en el que se celebró la segunda sesión de este primer pleno de control de la legislatura, cuando fue requerido por los periodistas, ante el bronco plenario vivido el martes, sobre si respaldaba lo dicho por el vicepresidente.

Su número dos, Juan García Gallardo, respondió a una pregunta de la socialista Noelia Frutos que la ley del aborto “tritura niños en el vientre de las mujeres” y afirmó que se dirigía a ella como a todos los demás, en referencia a que la parlamentaria se traslada en silla de ruedas por su discapacidad.

También se ha pronunciado sobre estas declaraciones la vicepresidenta primera del Gobierno, Nadia Calviño, y el ministro de Presidencia Félix Bolaños. Ambos recriminaron al PP y a Vox las palabras del vicepresidente. Calviño criticó la “falta de respeto de Vox a las personas discapacitadas”, Bolaños, por su parte, también acusó a Vox de no tener “ni límites éticos ni escrúpulos” y reprochó al PP permitir que un partido que “humilla e insulta” a las personas discapacitadas forme parte del Gobierno.

La reacción de Feijóo

El líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo, calificó ayer de “muy sorprendentes” las manifestaciones del vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo, sobre el aborto y la discapacidad y rehusó hacer más declaraciones asegurando que no iba a ejercer de “comentarista”.

Te puede interesar:

Feijóo, que tomó posesión de su escaño en el Senado este miércoles, fue preguntado expresamente cómo valora las declaraciones de Gallardo en la primera conferencia de prensa que ha ofrecido en al Cámara Alta. “Me permitirá que no haga de comentarista de los comentarios del vicepresidente de una Comunidad Autónoma. No lo voy a hacer, primero porque desconozco el alcance y contenido exacto de sus declaraciones; segundo, porque me parecen muy sorprendentes; y, tercero, porque no es el objetivo de mi toma de posesión como senador en la Cámara”, ha manifestado.

En su estreno como senador, Feijóo ha afirmado que él cree en la rendición de cuentas, en el debate “serio, sosegado y constructivo” y ha añadido que no va a “rehuir” las oportunidades que tenga para debatir con el presidente del Gobierno en el Senado. Además, el líder del PP ha reivindicado la “utilidad” de un parlamentarismo “sereno y adulto”, así como el papel de control al Gobierno, y se ha comprometido a hacer una “oposición honesta” para servir al Estado y al conjunto de los españoles, según declaraciones recogidas por Europa Press.