El candidato del PSOE a la Junta de Castilla y León, Luis Tudanca, ha acusado este martes al presidente en funciones, Alfonso Fernández Mañueco, de aprovechar la crisis interna en el Partido Popular a raíz del supuesto espionaje al hermano de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y el consecuente "vacío de poder" en la formación para cerrar el pacto de investidura con Vox.

"Mañueco solo piensa en aprovechar todo este vacío de poder que se ha producido en el PP para cerrar el pacto con Vox y llegar al Gobierno de Castilla y León a cualquier precio", ha asegurado en una entrevista en TVE, recogida por Europa Press.

Tudanca dice estar "sorprendido" después de que al mencionar el asunto de la corrupción Mañueco decidiera terminar de forma precipitada la primera reunión de la ronda de contactos este lunes, tan solo quince minutos después de que se iniciara. "La excusa fue la mera mención de la palabra corrupción. Le hizo levantarse de la mesa", ha deslizado.

Eso sí, ha insistido en que está "dispuesto" a "anteponer los intereses generales a cualquier interés personal o partidista". "Yo no les he hablado de puestos o reparto de cargos", ha asegurado el dirigente socialista, que dice que "solo" les ha pedido "que pongan un cordón sanitario a Vox". "Están normalizando que Vox entre a formar parte de un gobierno autonómico", ha avisado.

También ha asegurado que tenía "claro" que los de Mañueco no iban a aceptar esta "condición de mínimos", en referencia al cordón sanitario a Vox que el PSOE propuso para pactar con el PP de la comunidad y que pasaba por que los 'populares' rompieran con todos sus acuerdos con los de Santiago Abascal a nivel nacional.

"El PP ya se ha contagiado de Vox y está gobernando con ellos en las instituciones"

"El PP ya se ha contagiado de Vox y está gobernando con ellos en las instituciones", ha recalcado Tudanca, que ha reconocido que no han sido capaces de aglutinar el voto que se han llevado los partidos localistas. "Me preocupa la desafección que al final siempre nos acaba castigando a la izquierda y al PSOE", ha lamentado.

Sobre la crisis en el PP, el candidato socialista ha asegurado que esa batalla "no es buena ni para España ni para las instituciones". "Esa necesidad de regeneración le esta pasando factura y Mañueco la está aprovechando porque solo le interesa seguir en el poder", ha zanjado.