La líder de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, respaldó ayer la petición del candidato del espacio confederal en Castilla y León, Pablo Fernández, de realizar un debate público sobre el modelo de ganadería en Castilla y León, de cara a los próximos comicios autonómicos.

“Decir la verdad y debatir públicamente con el resto de candidatos a la Junta de Castilla y León es una obligación democrática. Sin embargo, de momento solo Pablo Fernández está dispuesto”, trasladó desde su cuenta personal de Twitter.

En un vídeo difundido ayer en redes sociales, Pablo Fernández quiso desafiar al presidente regional, Alfonso Fernández Mañueco, a entablar un debate público sobre el modelo de ganadería de esta comunidad y dejar de “esconderse” en “mentiras”.

De esta forma, retó al dirigente popular a esa discusión ante la opinión pública, con la que se podrá contraponer la defensa de Unidas Podemos por la ganadería “extensiva”, “tradicional” y familiar frente, a su juicio, la apuesta del PP por la “macroindustria salvaje” en el sector.

De hecho, el también coportavoz estatal de Podemos ha acusado a Mañueco de seguir “esparciendo bulos” tras negar ayer el concepto de macrogranjas, al entender que es una “cortina de humo” que utiliza el espacio confederal.

Pese a que para Fernández Mañueco dice que “no hay macrogranjas en Castilla y León”, la propia Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta apunta que existen a día de hoy 631 grandes instalaciones. “Con lo cual, el propio PP contradice y niega el bulo del presidente”, ha apostillado. En consecuencia, le instó a mantener ese debate público y insistiendo en que Unidas Podemos reivindica a las pequeñas y medianas empresas del sector ganadero.

Por su parte, los agricultores, ganaderos y cazadores han convocado el 20 de marzo en Madrid una manifestación para pedir al Gobierno un “plan de choque rural” y decir “basta ya” el coste de las producciones, la falta de rentabilidad y de servicios en el campo. Los responsables alertan de una “falta de visión” del Gobierno, de los riesgos de despoblación del campo, de una “legislación ambiental excluyente”.

El consejero de Agricultura pide el cese inmediato de Garzón

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Jesús Julio Carnero, pidió ayer al ministro Luis Planas la “reprobación inmediata” del titular de Consumo, Alberto Garzón, por sus declaraciones respecto a la calidad de la carne que se exporta desde España ya que atentan contra la dignidad de los ganaderos y contra el trabajo, la profesionalidad y la dignidad de los veterinarios públicos, un “ejército” de mil profesionales que en Castilla y León velan por la salud y por el bienestar de los animales. Carnero, que participó ayer en el Consejo Consultivo de Política Agrícola Común para preparar el Consejo de Ministros de Agricultura de la UE que tendrá lugar el lunes 17 de enero, trasladó a Planas que a la Junta de Castilla y León le “preocupa gravemente” la repercusión de las declaraciones de Garzón para un sector que realiza “grandes esfuerzos” para mantener la producción “bajo los máximos estándares de calidad”.

El consejero instó además al ministro a que se formalice la reprobación inmediata de Alberto Garzón al que ha exigido que rectifique sus afirmaciones. Según aclaró, se trata de una petición expresa de la Junta de Castilla y León a la que “se sumarán o no” otras comunidades autónomas.