El presidente nacional del Partido Popular, Pablo Casado, apoyó ayer al candidato de su formación a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, al que ha animado a “seguir construyendo la mejor Castilla y León”.

En la reunión de la Intermunicipal del PPCyL, celebrada ayer en Salamanca, Casado intervino telemáticamente después de dar esta semana positivo por COVID, un acto en el que sí estuvo presente Alfonso Fernández Mañueco, junto a otros cargos del partido y a decenas de alcaldes y representantes en diputaciones también del PP de la comunidad.

En su discurso a través de una gran pantalla, reconoció que hubiese acudido “encantado” a la reunión en Salamanca, en la que tiene familia, pero que el coronavirus se lo ha impedido. No obstante intervino por videollamada para apoyar a Fernández Mañueco, sobre el que recordó su trayectoria política y su acción al frente de la Junta “en las peores circunstancias” debido a la pandemia.

Asimismo, destacó del presidente de la Junta su “responsabilidad” por tratar de “mantener la estabilidad hasta el final” en la Junta de Castilla y León, hasta que, “con humildad”, convocó elecciones por no tener “garantía de estabilidad” para lo que quedaba, ya que “algunos” podían “en los despachos” alcanzar un pacto y proponer una moción de censura. De nuevo sobre el medio rural, recordó que el PP nacional defiende un plan contra la despoblación que ya se está “haciendo en Castilla y León” con medidas tales como ayudas a la natalidad, educación gratuita de cero a tres años, servicios de proximidad rurales, mantenimiento de consultorios médicos, medidas para el transporte y la creación de empleo, apoyo a la vivienda, una fiscalidad “diferenciada” o programas para mejor accesibilidad a internet.

Por su parte, el líder popular en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, manifestó ayer durante su intervención que “hay que concentrar el voto en el Partido Popular o Castilla y León será pasto del ‘sanchismo’”, sentenció el popular.

Durante su turno, Fernández Mañueco tuvo tiempo de llamar a los ciudadanos a las urnas y abogó también por “hacer una movilización sin precedentes” de cara a las próximas elecciones autonómicas que se celebrarán el 13 de febrero. “Hay que moverse, hay que conseguir la confianza de la gente”, añadió sobre un PP en el que “caben todas las personas, caben todas las sensibilidades” para “parar los pies al ‘sanchismo’”.

Igualmente, hizo referencia al “ataque” desde el Ejecutivo nacional a la ganadería de carne, sobre lo que dijo que ha sido de “una gravedad y una irresponsabilidad tremenda”, y también recordó la intención del PP de presentar mociones “en cada uno de los ayuntamientos y diputaciones”, pues el ministro de Consumo, Alberto Garzón, “no puede seguir ni un minuto más”.

Finalmente, en su intervención en Salamanca, el popular Fernández Mañueco anunció su primera promesa electoral de, si obtiene el respaldo de los ciudadanos el 13 de febrero, se “compromete” a “elaborar una ley de desarrollo y competitividad rural” con “nuevos beneficios fiscales”, medidas de apoyo a la actividad productiva”, mejoras en la conectividad del territorio por internet, además de otros puntos que permitan “consolidar” y “garantizar” derechos y servicios públicos como los consultorios, a lo que ha añadido su promesa de “incrementar en 20 millones de euros” las inversiones en el mundo rural para crear empleo o proteger el patrimonio y “completar el trabajo realizado en los últimos años”. “Se acabaron las ocurrencias”, zanjó.