El Índice de Precios al Consumo (IPC) subió en Castilla y León un 4,5 por ciento en septiembre con respecto al mismo mes de 2020, cinco décimas más que la media nacional, que lo hizo un 4 por ciento. Este comportamiento se produce por un nuevo aumento de los costes de la vivienda, que alcanza el 17,1 por ciento en el último año como consecuencia del encarecimiento de la electricidad, y del transporte en un 10,5 por ciento, provocado por el alza de los combustibles según los datos publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En la tasa intermensual los precios subieron en la comunidad un 1 por ciento, dos décimas menos que en el conjunto de España.

En relación al año pasado, además de la vivienda y el transporte, los precios se elevaron también en alimentos y bebidas no alcohólicas (2 por ciento), vestido y calzado (1,1 por ciento), menaje (+1,2 por ciento), medicina (0,8 por ciento), enseñanza (1,1 por ciento), hoteles, cafés y restaurantes (+1,1 por ciento), bebidas alcohólicas y tabaco (0,1 por ciento) y ocio y cultura (0,5 por ciento.) El único descenso de los precios se registro en comunicaciones, con una caída del 2,8 por ciento.

Evolución mensual

Por su parte, en la evolución mensual la subida en septiembre fue del 1 por ciento y vino marcada, principalmente, por el incremento del vestido y calzado (6,5 por ciento), vivienda (3,8 por ciento), bebidas alcohólicas y tabaco (0,5 por ciento) y transporte (0,5 por ciento). También subieron el menaje (0,2 por ciento), medicina (0,2 por ciento), comunicaciones (0,1 por ciento) y enseñanza (0,3 por ciento). Por el contrario, se registraron en caídas en ocio y cultura (-0,8 por ciento), hoteles, cafés y restaurantes (0,2 por ciento) y alimentos y bebidas no alcohólicas (-0,1 por ciento).

La tasa anual del IPC aumenta en todas las comunidades autónomas en septiembre respecto a agosto. El mayor incremento se produce en Cantabria, con una subida de un punto. Por su parte, Comunidad Foral de Navarra registra el menor aumento de su tasa anual, con una subida de cinco décimas.