Dos hombres y una mujer han denunciado a una camarera de un céntrico establecimiento de hostelería de León -en el que habían estado consumiendo y con la que reconocieron haber mantenido un previo cruce de insultos- por rociarles el rostro a corta distancia con un espray de defensa.

El suceso, que tuvo lugar a las 2.30 de la madrugada, precisó asistencia sanitaria para los afectados, que fueron trasladados al Complejo Asistencial Universitario de León. La camarera compareció ante los agentes de la Policía Local que acudieron a la zona, a la espera de que los filiados presentasen denuncia individual por los hechos, que dieron lugar a diligencias por agresión.