Una vivienda antigua y deshabitada de la localidad de Arévalo, ubicada en la calle Arco de Ávila, se derrumbó a última hora del martes de forma inesperada, espectacular incidente que por fortuna se saldó sin daños personales. La vivienda en cuestión se encontraba ya en trámites de derrumbe, y el momento en el que se vino abajo fue visto por varios vecinos, uno de los cuales tuvo tiempo de grabar el espectacular instante.

La casa palacio de los Montalvo, construida en el siglo XVII y situada en la calle Arco de Ávila, es la última casona de ese prolífico linaje arevalense, concretamente de los Montalvo Monjaraz. El edificio, que lleva años abandonado, ya amenazaba ruina y desprendimientos en su fachada, de hecho no hace tanto ha sido acordonada una parte de la calle por causas de algún desprendimiento, amenazando con el derrumbe, y la gente rodeaba aquel sitio porque había cierto temor a pasar justo a su lado. Afortunadamente el derrumbe, que se ha producido en dos tiempos, tuvo lugar a las 23.35 horas, cuando la calle estaba prácticamente vacía.

La Policía Local acordonó la zona para evitar que el público pudiese acercarse peligrosamente al edificio, del que aún quedaba ayer por la mañana en pie, de forma muy inestable ya, una chimenea.