Izquierda Unida de Castilla y León rechazó hoy el recurso de la Junta sobre la prohibición de cazar el lobo ibérico y exigió medidas para garantizar su "convivencia" con la ganadería. De esta forma, IU apostó por incentivar y ayudar a la ganadería para que puedan coexistir, según recoge un comunicado remitido hoy.

Asimismo, criticaron que el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones, no haya intentado negociar con el Gobierno ninguna medida para mejorar la situación, para proteger al ganadero de los ataques y le recordaron que la caza del lobo no ha fijado población. "Se ha dedicado a lo que llevan haciendo tantos años, cruzarse de brazos y que el sector ganadero se haga cargo de las perdidas, realizar batidas y reducir una población de una especie propia que debemos conservar", añadió.

En ese sentido, IU indicó que la decisión adoptada por el Gobierno viene respaldada por el informe de evaluación del Comité Científico emitido en 2020, que entiende que el estancamiento de la población de lobo ibérico observado en los últimos años y la congelación de su área de distribución, se ha producido como consecuencia de la elevada tasa de mortandad no natural que soporta la especie, motivo por el cual su estado de conservación entra dentro de la categoría de “desfavorable inadecuado”. Por tanto, es “necesario promover un cambio en el modelo de gestión que las comunidades autónomas afectadas han aplicado hasta la fecha”.

Te puede interesar:

Por eso desde Izquierda Unida de Castilla y León planteó una batería de medidas para que puedan coexistir el lobo y la ganadería. Entre ellas, propone que se apoye el manejo seguro de las cabañas ganaderas, apoyadas por las instituciones para facilitar su implementación y acceso, así como la utilización de perros de defensa, la mejora de cerramientos y, el apoyo y prácticas de pastoreo. "Cuando las medidas preventivas fallan, deben darse compensaciones por parte de las instituciones de forma ágil y eficaz", apuntaron.

Por otro lado, la organización apostó por el fomento de la ganadería extensiva y sus productos, fomentando la coexistencia con el lobo. Esto, indicaron, conlleva medidas de apoyo a los productos de la ganadería extensiva, que favorezcan un sistema "sostenible, cercano, seguro y ligado a la población". Finalmente, pidió desarrollar una Ley de Ganadería Extensiva adaptada a las pequeñas explotaciones y el manejo integral de los sistemas pastoriles que convivan con la presencia del lobo.